www.luisprada.com

Regreso a la Página Índice

Los Templarios de la Corona

Por Michael Edward
31 de Marzo del 2.006

Tomado de: http://www.worldnewsstand.net/history/The_Crown_Temple.htmPublicado en este sitio de internet el 4 de Junio del 2.006.

Original en Inglés, traducción al Español por Adela Padilla.

Los sistemas gubernamentales y judiciales en los Estados Unidos de América, en el nivel federal y de estado local, son propiedad de la “Corona,” que es un poder privado extranjero. Antes de hacer conclusiones de que la Reina de Inglaterra o las Familias Reales británicas son los propietarios de los EE.UU., ésta es una “Corona” diferente y está totalmente expuesto y explicado a continuación. Nos estamos refiriendo específicamente a la Iglesia Templaria oficial, conocida por el mundo durante siglos como la “Corona.” Desde este punto en adelante, también nos referiremos a la Corona como el Templo de la Corona[N. E.: en inglés “Crown Temple”] o Corona Templaria [N. E.: en inglés “Crown Templar”] , siendo los tres sinónimos.

Primero, algunos antecedentes históricos. La Iglesia del Templo [N. E.: en inglés “Temple Church”] fue construida por los Caballeros Templarios en dos partes: la Redonda y el Presbiterio. La Iglesia Redonda[N. E.: en inglés “Round Church”] fue consagrada en 1.185 y construida a semejanza de la Iglesia circular del Santo Sepulcro en Jerusalén. El Presbiterio [N. E.: en inglés “Chancel”] fue construido en 1.240. La Iglesia del Templo sirve a tanto el Templo Interior como al Medio (ver abajo) y está situada entre las calles Fleet Street y Victoria Embankment en el Río Támesis.  Sus terrenos también albergan las Oficinas de la Corona en [la calle] Crown Office Row. Esta “Iglesia” del Templo está afuera de cualquier jurisdicción Canóniga.  El Maestro del Templo es designado y toma su puesto mediante patente sellada (no pública), sin iniciación o institución.

Todos los Abogados licenciados de la Barra – Abogados  (ver definición a continuación) – en los EE.UU. deben lealtad y dan su solemne juramento al Templo de la Corona, dándose cuenta de esto o no. Esto simplemente se debe al hecho de que todas las Asociaciones de la Barra en todo el mundo son signatarias y franquicias de la Asociación internacional de la Barra ubicada en los Aposentos de la Corte, “Inns of Court” [Nota del T.: asociaciones privadas de abogados británicos] en el Templo de la Corona, los cuales físicamente están situados en [la calle] Chancery Lane [trad.: Ruta de la Cancillería] detrás de Fleet Street en Londres. Aunque ellos lo niegan vehementemente, todas las Asociaciones de la Barra de los EE.UU., tales como la Asociación Americana de la Barra de Abogados, la Barra de la Florida o la Asociación de la Barra de California, son franquicias de la Corona.

Los Inns of Court (ver a continuación, Los Cuatro Inns of Court) del Templo dela Corona utilizan el sistema Bancario y Judicial de la Ciudad de Londres – un territorio soberano e independiente que no es parte de la Gran Bretaña (como la ciudad de Washington, como DC fue llamado en 1.800, no forma parte de los estados de América del Norte, ni es un estado) para defraudar, coaccionar y manipular al pueblo americano. Estos banqueros y abogados de Fleet Street están cometiendo crímenes en América bajo la apariencia y el color de la ley  (ver definición de legal y legítimo a continuación). Son conocidos colectivamente como la “Corona.” Sus abogados en efecto son Attornies, procuradores, no abogados, de la Barra Templaria ["Templar Bar Attornies."  N. del T.: attorney, palabra inglesa que también significa abogado o procurador].

La actual Reina de Inglaterra no es la “Corona,” como todos hemos sido llevados a creer. Más bien, son los Banqueros y Procuradores quienes son la auténtica Corona o Templo de la Corona. Los aristócratas Monarcas de Inglaterra no han estado gobernando soberanamente desde el reinado del Rey Juan, alrededor de 1.215. Toda la soberanía real de la antigua Corona británica ha pasado desde entonces al Templo de la Corona en [la calle] Chancery.

Los EE.UU. no son la nación libre y soberana que nuestro gobierno federal nos dice que es. Si esto fuera verdad, no permitiríamos que el Templo de la Corona nos diera órdenes a través de sus banqueros y procuradores (attornies). Los EE.UU. están controlados y manipulados por este poder privado extranjero y nuestro ilegal Gobierno Federal de los EE.UU. es su agente títere. Los banqueros y los Abogados de la Barra en los EE.UU. son una franquicia en juramento y lealtad a la Corona en [la calle] Chancery. – la Iglesia de la Corona del Templo y su Presbiterio situado en Chancery Lane- un cuerpo manipulador de banqueros y abogados de élite de la independiente Ciudad de Londres que violan la ley en América mediante la imposición de fraudulentos contratos “legales” – pero totalmente ilegales –  sobre el pueblo americano. Los bancos Gobiernan a la Iglesia del Templo y los Procuradores llevan a cabo sus Ordenes mediante el control judicial de sus víctimas.

Desde que el primer Presbiterio de la Iglesia del Templo fue construido por los Caballeros Templarios, éste no es de ningún modo un sistema nuevo de gobernar. El Presbiterio o Cancillería de la Corte del Templo Interior de la Corona era donde estaba el Rey Juan, en Enero de 1.215, cuando los barones ingleses demandaron que confirmara los derechos amparados por la Carta Magna. Este Templo de la Ciudad de Londres fue el cuartel general de los Caballeros Templarios en Gran Bretaña donde la Orden y la Regla se hicieron primero, lo cual fue conocido como el Código. Recuerden todos estos términos, como Corona, Templo, Templario, Caballero, Presbiterio, Cancillería, Corte, Código, Orden y Regla a medida que enlazamos sus orígenes con el actual sistema de la Barra del Temple americano de hurtos mediante los contratos de equidad (cancillería).

“¡Ay de ustedes, escribas y Fariseos, hipócritas! Porque son como blancos sepulcros que en verdad aparecen bellos por fuera, pero por dentro están llenos de huesos de hombres muertos y de toda clase de impurezas.” – Mateo 23:27.

¿Mediante qué autoridad la “Corona” ha usurpado la soberanía natural del pueblo americano? ¿Es aceptable que la Corte Suprema de los EE.UU. decida asuntos constitucionales en los EE.UU.? ¿Cómo se puede considerar de cualquier manera como siendo “constitucional” cuando esta misma Corte Suprema es designada  (no elegida) y pagada por el Gobierno Federal de los EE.UU.? Como pronto verán, la tierra llamada América del Norte pertenece al Templo de la Corona.

El sistema legal (judicial) de los EE.UU. está controlado por el Templo dela Corona desde la independiente y soberana Ciudad de Londres. El Sistema privado dela Reserva Federal, que emite en forma fiat los billetes de la Reserva Federal, financieramente es propiedad y está controlado por la Corona desde Suiza, la casa y el origen legal de la carta de las Naciones Unidas, el Fondo Monetario Internacional, la Organización del Comercio Mundial y lo más importante, el Banco de las Liquidaciones Internacionales. Incluso Hitler respetó a sus banqueros de la Corona al no bombardear Suiza. El Banco de Liquidaciones Internacionales en Basel, Suiza, controla todos los bancos centrales de las naciones del G7- El que controla el oro gobierna el mundo.

Definiciones que nunca conocieron:

ATTORN (Nota del Traductor: abogado en inglés) Anglo-Francés aturner para transferir (lealtad de un arrendatario a otro señor), del antiguo francés atorner devolver, arreglar, de a-to+torner, to turn (NT: en ingles devolver): estar de acuerdo en ser el arrendatario de un nuevo señor de la tierra o propietario de la misma propiedad. Diccionario de la Ley Merriam-Webster 1.996.

ATTORN, v.i. [L. ad y torno] En la ley feudal, devolver o transferir homenaje y servicios de un señor a otro. Ésta es el acta de los que viven en feudos, vasallos o arrendatarios sobre la alineación del estado. -Diccionario de Webster 1.828.

ESCUDERO [N. del E.: en inglés ESQUIRE], n [L. scutum, un escudo; Al. Una piel, de la que estaban hechos los escudos antiguamente.], un portador de escudo o portador de armadura, un escudero; un asistente de un caballero. De ahí a los tiempos modernos, un título de dignidad en el siguiente grado por debajo de un caballero. En Inglaterra, este título se concede a los hijos jóvenes de los nobles, a oficiales de las cortes del rey y de la familia, a consejeros de la ley, jueces de paz, en comisiones, representantes de la corona y otros caballeros. En los Estados Unidos, el título se concede a oficiales públicos de todos los grados, desde gobernadores a jueces y abogados.- Diccionario Webster 1.828.

REGLA n. [L. regula, de rego, gobernar, lo que es, estirar, tensar o hacer estrecho.] 1 Gobierno; dominio; imperio; control; comando supremo o autoridad. 6. En monasterios, corporaciones o sociedades, una ley o regulación para ser observada por la sociedad y sus miembros particulares. –Diccionario de Webster 1.828.

REGLA n. 1  [C] Una declaración sobre lo que se debe o debería hacer, (sinónimo) una regulación.

REGULACIÓN n. 1 [C] una regla, declaración sobre lo que se puede hacer y lo que no. 2 [U] La condición general  de controlar cualquier parte de la vida humana. –Diccionario Newbury House 1.999.

CODIGO n. 1 [C;U] una forma de ocultar el significado auténtico de las comunicaciones de todos excepto aquellos que tienen las claves para comprenderlo. 2 [C] un conjunto escrito de reglas de comportamiento. 3 [C] un grupo formal de principio o leyes. – v. codificado, codificando códigos para poner en código, (sin.) codificar. CODIFICAR v. 1 cambiar material escrito a símbolos secretos. – Diccionario de Newbury House 1.999.

CORTINA  n.  [OE.  Cortin, curtin, fr. Cortine, curtine, F. courtine, LL. Cortina, también pequeña corte,  pequeño recinto rodeado por murallas, de cortis, court. Ver Corte.] 4 Una bandera; una insignia; — en desprecio [Obs.] Detrás de la cortina, a escondidas; en secreto. – Diccionario Revisado Webster Unabridged.

CORTE, n. 3. Un palacio; el lugar de residencia de un rey o príncipe soberano. 5. Personas que componen el séquito o consejo de un rey o emperador.  9. El tabernáculo tenía una corte; el templo, tres. – Diccionario de Webster 1.828.

CORTE n. 2 el lugar donde un rey o reina viven o se reúnen con otros. – Diccionario Newbury House 1.999.

TEMPLARIO, n. [del Temple, una casa cerca del Támesis, que originalmente perteneció a los Caballeros Templarios. Lo último tomó su denominación de un apartamento del palacio de Balduino II en Jerusalén, cerca del templo.] 1. Un estudiante de la ley.- Diccionario  Webster 1.828

TEMPLO, n. [L. templum.] 1. Un edificio público erigido en honor a alguna deidad. Entre los paganos, un edificio erigido a alguna deidad pretendida en el que el pueblo se reunía para adorar. Originalmente, los templos eran lugares abiertos, como el de Stonhenge en Inglaterra. 4. En Inglaterra, los Templos tienen dos inns of court, así  llamados por las antiguas residencias de los caballeros Templarios. Son llamados el Templo Interior y el Medio. Diccionario Webster 1.828.

CAPITOLIO, n. 1. El templo de Júpiter en Roma y un fuerte o castillo, sobre el Monte Capitolino. En él, el Senado de Roma se reunía en la antigüedad; y en el mismo lugar, aún está el ayuntamiento o la casa del pueblo, donde los conservadores de los romanos tienen sus reuniones. El mismo nombre se dio a los principales templos de los romanos en sus colonias.

INN, n. [Hebreo, morar o montar una tienda]  2. En Inglaterra, una universidad municipal o profesores y estudiantes de la ley común; anteriormente, la casa del pueblo de un noble, arzobispo u otro distinguido personaje, en donde residían cuando asistían a la corte. Inns of court, universidades en las que los estudiantes de leyes residen o son instruidos. Las principales son el Templo Interior, el Templo Medio, el inn de Lincoln y el Inn de Gray.  Inns de cancillería, universidades en las que jóvenes estudiantes anteriormente empezaban sus estudios de leyes. Éstas están ahora ocupadas principalmente por attornies, abogados, etc.

INTERIOR, a. [de in, en.] Interior; más hacia dentro que otra cosa, como una cámara interior; la corte interior de un templo o palacio.- Diccionario Webster 1.828

CORONA, n. 4. Poder imperial o real o dominio; soberanía. Hay un poder detrás de la corona más grande que la misma corona.  Junius.  19. Una moneda estampada con la imagen de una corona; de aquí, una denominación para dinero; como la corona inglesa — tierra de la corona, tierra perteneciendo a la corona, lo que quiere decir, al soberano. — Ley de la corona, la ley que gobierna procesos criminales — Abogado de la corona,  un empleado por la corona; de ahí, invertir con dignidad real y poder. Diccionario Revisado Webster Unabridged [No abreviado].

COLONIA, n. 1. Una compañía [p. e., corporación legal] o cuerpo de gente trasplantado de su país natal a una provincia remota o país para cultivarlo y habitarlo, permaneciendo sujeto a la jurisdicción del estado padre; como las colonias británicas en América o las Indias; las colonias españolas en Sur América. – Diccionario Webster 1.828.

ESTADO, n. [L. estar, estar fijo.] 1. Condición; las circunstancias de un ser o una cosa en un tiempo determinado. Estas circunstancias pueden ser internas, constitucionales o peculiares al ser o pueden tener relación con otros seres. 4. Estado; posesión. [ver Estate] – Diccionario Webster 1.828.

FINCA [N. del T.: En inglés “ESTATE”, posesiones, finca, etc.], n. [L. status, de sto, permanecer. Las raices stb, std y stg tienen casi el mismo significado, establecer, fijar. Es probable que el L. sto esté contraído de stad, ya que forma steti.] 1. En un sentido general, fijación; una condición fija; 5. Fortuna; posesiones; propiedad en general. 6. Los negocios generales o intereses del gobierno; de aquí, un cuerpo político; una mancomunidad; una república. Pero en este sentido, ahora usamos Estado. ESTATE, v.t. asentarse como una fortuna. 1. establecer. –Diccionario Webster 1.828.

PATENTE, a. [L. patens, de pateo, abrir.] 3. Apropiado por patente de letras. 4. Aparente; llamativo. PATENTE, n. Un escrito dado por la autoridad apropiada y debidamente autentificado, concediendo un privilegio a alguna o algunas personas. Mediante patente o patente de letras, esto es, cartas abiertas, el rey de Gran Bretaña concede tierras, honores y franquicias.

PATENTAR, v.t. Conceder por patente. 1. Asegurar el derecho exclusivo de una cosa a una persona.

LEGÍTIMO. De acuerdo con la ley de la tierra; de acuerdo con la ley; permitido, sancionado o justificado por la ley. “Legítimo” correctamente implica una cosa conforme o impuesta por la ley; “Legal” una cosa en la forma o por la manera de la ley o ligada por la ley. Un mandato judicial expedido por cualquier corte, bajo el color de la ley, es un proceso “legal” no obstante defectuoso. – Diccionario de la Ley 1.893.

LEGAL. Latín, legalis. Que pertenece al entendimiento, la exposición, la administración, la ciencia y la práctica de la ley: como la profesión legal, consejo legal; formas legales en blanco, el periódico. Implicado o imputado en la ley. Opuesto a auténtico. “Legal” es más a la letra y “Legítimo” al espíritu, de la ley. “Legal” es más apropiado para la conformidad con reglas positivas de la ley; “Legítimo” de acuerdo con principios éticos. “Legal” importa más bien que las formas de la ley sean observadas, que el procedimiento sea correcto en método, que las reglas prescritas hayan sido obedecidas; ·”Legítimo” que el derecho es ley en sustancia, que la cualidad de la moral está asegurada. “Legal” es la antitesis de “equitativo” y el equivalente de “constructivo”. -2Diccionario Ley de Abbot. 24. Un Diccionario de Leyes (1.893).

STATUS IN QUO, STATUS QUO. [L., estado en el cual.] El estado en el cual cualquier cosa ya está. La frase también se usa retrospectivamente, como cuando,  en un tratado de paz, los asuntos vuelven al status quo ante bellum, o son dejados en statu quo ante bellum, p.e. el estado (o en el estado) antes de la guerra. Diccionario Revisado Webster Unabridged 1.913.

Los cuatro Inns of Court del Templo profano

Globalmente, todas las estafas legales promocionadas por el monopolio exclusivo de la Barra del Temple y sus franquicias de la Asociación de la Barra vienen de cuatro Inns o Templos de la Corte: el Templo Interno, el Templo Medio, el Inn de Lincoln y el Inn de Gray. Estas Inns/Templos son clubes de campo exclusivos y privados; sociedades secretas de poder mundial en el comercio. Están bien establecidos, algunos han sido fundados a principios de 1.200. La Reina y la Reina Madre de Inglaterra son miembros actuales del Templo Interno y del Templo Medio. El Inn de Gray está especializado en la legalidad de los Impuestos por la Regla y el Código de la Corona. El Inn de Lincoln recibió su nombre por el Tercer Conde de Lincoln (alrededor de 1.300).

Como todas las Asociaciones de la Barra basadas en franquicia en los EE.UU., ninguno de los Cuatro Inns del Temple están constituidos – por una decidida y definitiva razón: No pueden reclamar contra una entidad no existente. Ellos son sociedades privadas sin cartas o estatutos y sus llamadas constituciones se basan únicamente en la costumbre y auto regulación. En otras palabras, existen como sociedades secretas sin una “puerta principal” pública a menos que sean un miembro privado de su Barra. Mientras que el Templo Interno tiene la franquicia del sistema legal para robar de Canadá y Gran Bretaña, es el Templo Medio quien tiene licencia legal para robar de América. Esto viene directamente mediante sus franquicias de la Asociación de la Barra a la Honorable Sociedad del Templo Medio a  través del Temple de la Corona.

En LA HISTORIA DEL INN [THE HISTORY OF THE INN], en los Últimos Siglos, [p.6], escrita por la Honorable Sociedad del Templo Medio, podemos ver un enlace directo con las franquicias de la Asociación de la Barra y sus firmantes de la Corona en América:

“Llamar a la Barra o mantener los términos en uno de los cuatro Inns fue un primer requisito para Llamar al Inn del Rey hasta finales del siglo XIX. En los siglos XVII y XVIII venían estudiantes de las colonias americanas y de muchas de las islas de las Indias Occidentales. Los archivos de los Inns nos llevarían a suponer que durante un tiempo difícilmente había un caballero joven en Charleston que no hubiera estudiado aquí. Cinco de los firmantes de la Declaración de Independencia eran Templarios Medios, y a pesar de ello y de sus consecuencias, los americanos continuaron viniendo aquí hasta la Guerra de 1.812.”

Todos los Abogados licenciados de la Asociación de la Barra deben guardar los términos de su juramento al Temple de la Corona para ser aceptados o “llamados a la Barra” en cualquiera de los Inns del Rey. Su juramento, promesa y términos de lealtad son hechos al Temple de la Corona.

Lo que realmente abre los ojos es saber que el Inn Medio del Temple de la Corona ha reconocido públicamente que había al menos cinco Abogados Templarios dela Barra, bajo solemne juramento sólo a la Corona, quienes firmaron lo que se alegaba ser una Declaración de Independencia americana. Esto quiere decir simplemente que ambas partes del acuerdo de la Declaración eran del mismo origen, el Temple de la Corona. En el caso que no comprendan la importancia de esto, no hay acuerdo internacional o tratado que alguna vez sea honrado o que tenga efecto legal, cuando el mismo partido firma como el primero y segundo partido. Es simplemente una pieza de papel sin valor y sin autoridad legal cuando ambas partes de cualquier acuerdo en efecto son la misma. En realidad, la Declaración de Independencia americana no fue más que un memorando interno del Temple dela Corona hecho entre sus miembros privados.

Por ejemplo, Alexander Hamilton fue uno de esos numerosos Templarios de la Corona que fueron llamados a su Barra. En 1.774 entró en la Universidad King en la ciudad de Nueva York, la cual fue fundada por miembros de los Inns del Rey en Londres, ahora llamada Universidad de Columbia. En 1.777 se convirtió en ayuda personal y secretario privado de George Washington durante la Revolución Americana.

En Mayo de 1.782, Hamilton empezó a estudiar leyes en Albany, Nueva York y en seis meses terminó un curso de estudios de tres años, pasó sus exámenes y fue admitido en la Barra de Nueva York.  Desde luego, la Asociación de la Barra de Nueva York fue/es una franquicia del Temple de la Corona por medio del Inn Medio. Después de un año de servicio en el Congreso durante la sesión 1.782-1.783, se estableció para la práctica legal en la Ciudad de Nueva York como Alexander Hamilton, Esqr.  En Febrero de 1.784, escribió los estatutos y se hizo un miembro fundador del Banco de Nueva York, el primer banco del Estado.

Se aseguró un puesto en la delegación de Nueva York para la Convención Federal de 1.787 en Filadelfia. En un discurso de cinco horas el 18 de Junio, declaró que “un Ejecutivo de por vida será un Monarca electivo.” Cuando todos sus colegas anti-federalistas de Nueva York se retiraron de la Convención en protesta, él sólo firmó la Constitución para los Estados Unidos de América representando el Estado de Nueva York, uno de los Estados legales de la Corona (Colonias).

Uno debería darse cuenta particularmente de que un estado legítimo está compuesto de gente, pero un Estado es una entidad legal de la Corona – una Colonia de la Corona. Esto es un ejemplo de las formas engañosas  con que el Temple de la Corona – Templarios Medios – han tomado el control de América desde el comienzo de nuestros asentamientos. Más tarde, como Secretario del Tesoro de EE.UU. del Presidente Washington, Hamilton, solo, hizo la fundación del primer Banco Central Federal de los EE.UU., aseguró préstamos a través de los bancos dela Corona en Francia y Países Bajos y aumentó el poder del Gobierno Federal sobre los estafados estados nación de la Unión. Hamilton nunca hizo un secreto de que admiraba las políticas fiscales y gubernamentales de Gran Bretaña.

Los americanos fueron engañados al creer que las Colonias legales de la Corona que comprendían Nueva Inglaterra eran estados naciones independientes, pero nunca lo fueron ni lo son hoy. Eran y aún lo son Colonias del Temple de la Corona, a través de certificados de patentes que no tienen autoridad legal para ser independientes de la Regla y Orden del Temple de la Corona. Un Estado legal es una Colonia del Temple de la Corona.

Ni el pueblo americano ni la Reina de Gran Bretaña son propietarios de América. El Temple de la Corona es propietario de América mediante el engaño de aquellos que han jurado lealtad por el juramento a la Barra Templaria Media. Los Banqueros de la Corona y sus Abogados Templarios Medios Dirigen América por medio de contratos ilegales, impuestos ilegales y documentos de contratos de falsa equidad a través de deudas de engaño, todo estrictamente obligado por sus completamente ilegales, pero “legales,” Ordenes, Reglas y Códigos de las Cortes del Temple de la Corona, nuestro llamado poder judicial en América. Es por esto que el Temple de la Corona tiene los títulos de las tierras y las escrituras de los estados de toda Norte América.

La mentira más grande es a la que la Corona y sus agentes se refieren como “la regla de la ley.” En realidad, no trata sobre la ley, sino únicamente sobre la Regla de la Corona de todas las naciones. Por ejemplo, tan sólo lean lo que el Presidente Bush declaró el 13 de Noviembre del 2.001 con respecto a la “regla de la ley”:

“Nuestros países se han embarcado en una nueva relación para el siglo XXI basada en un compromiso con los valores de la democracia, el libre mercado y la regla de la ley.” – Declaración conjunta del Presidente George W. Bush y el Presidente Vladimir V. Putín el 13/11/01, dicha en la Casa Blanca, Washington D.C.

¿Qué sucedió en 1.776?

Quien es propietario del terreno, es propietario de todo el camino a los cielos y a las profundidades de la tierra.” – Una antigua máxima latina y expresión romana.

1.776 es el año que verdaderamente vivió en la infamia para todos los americanos. Es el año que las Colonias de la Corona se hicieron Estados legales de la Corona.  La Declaración de Independencia fue un documento legal, no legítimo.  Fue firmado en ambas partes por representantes del Temple de la Corona.  Legalmente, anunció el status quo de las Colonias de la Corona al nuevo nombre legal llamado “Estados” como estados directos posesión de la Corona (ver las definiciones anteriores para comprender el truco legal que se hizo).

El pueblo americano fue estafado al pensar que estaban declarando legítima independencia de la Corona.  Prueba de que las Colonias son todavía posesión de la Corona es el uso de la palabra “Estado” que significa un “estado legal de posesión.”  Si esto hubiera sido un documento de y por el pueblo, la Declaración de Independencia y la Constitución de EE.UU. hubieran sido escritas usando las palabras “estados.” Mediante el uso de “Estado,” el significado de un gobierno de posesión estatal fue legalmente establecido. Todos los Estados de Norte América son posesiones de los Templarios de la Corona mediante su documento legal, firmado por sus representantes en ambas partes del contrato, conocido como la Constitución de  los Estados Unidos de América.

Todos los “Derechos Constitucionales” en América son simplemente aquellos dictados por  el Temple de la Corona y obligados por los Templarios del Inn Medio (Abogados de la Barra) a través de sus franquicias y entidades corporativas gubernamentales, el Gobierno federal de los Estados Unidos. Cuando un “Ciudadano del Estado” atenta invocar sus derechos “constitucionales”, naturales o de la ley común en Cancillería (cortes de equidad), se le dice que no están en vigor ¿Por qué? Simplemente porque un ciudadano de un Estado no tiene derechos afuera de la Regla y de los Códigos de la “ley” de la Corona. Sólo un ciudadano de un estado tiene derechos naturales y de la ley común por la autoridad primordial de la Ley de Dios.

La gente que incluye la ciudadanía de un estado es reconocida sólo dentro de una ley natural y común como está establecido por la Ley de Dios.  Sólo un Ciudadano de un Estado puede ser un partido para una acción dentro de una Corte de Estado. Un ciudadano común de estado no puede ser reconocido en esa corte porque legalmente no existe en las Cortes de la Cancillería de la Corona. Para ser reconocido en sus Cortes de Estado, el hombre común debe convertirse a una entidad corporativa o legal (una ficción legal).

Ahora saben por qué crean tal entidad usando letras mayúsculas dentro de los Certificados de Nacimiento expedidos por el Estado. Ellos convierten al hombre legítimo común de Dios en una entidad legal ficticia sujeta a Administración por Reglas del Estado, Ordenes y Códigos (no hay “ley” dentro de ninguna Regla o Código). Por supuesto, las Reglas, Códigos, etc., no se aplican al hombre común legítimo del Señor de los señores, así el hombre con leyes Divinas inherentes y derechos debe ser convertido en una “Persona” legal o “estado” ficticio (otro término legal) para que su legal – pero completamente ilegítimo –  Poder Judicial del Estado (Cortes de la Cancillería) tenga autoridad sobre él. Las Cortes de la Cancillería son cortes del tribunal donde las decisiones de “justicia” son decididas por tres “jueces”. Esto es el resultado directo del Temple de la Corona habiendo invocado su Regla y Código sobre todas las cortes jurídicas.

“Se tiene como Regla establecida, que nuestras cortes no pueden tomar nota de ningún título de la tierra que no derive del Estado o del gobierno Colonial y debidamente verificado mediante patente.” – 4 Johns. Rep. 163. Jackson v. Waters, 12 Johns. Rep. 365. S.P.

Al Temple de la Corona se le concedieron Patente de Letras (ver definición anterior) y Estatutos (definición a continuación) para todas las tierras (Colonias) de Nueva Inglaterra por el Rey de Inglaterra, y miembro jurado del Templo Medio (como es ahora la Reina). Ya que el pueblo estaba dando problemas con las corporaciones de la patente/estatuto y los Gobiernos Coloniales, especialmente en lo referente a los impuestos de la Corona, se ideó un esquema para permitir que los americanos creyeran que se les estaba concediendo la “independencia.” Recuerden, los Templarios de la Corona representaban a las dos partes en la Declaración de Independencia de 1.776; y como estamos a punto de ver, la última Constitución de los EE.UU. de 1.787.

Para tener esta “Declaración” reconocida por leyes de tratado internacional y para establecer la nueva entidad legal de la Corona de los Estados Unidos incorporados, el Rey Templario Medio Jorge III estuvo conforme con el Tratado de París el 3 de Septiembre de 1.783, “entre la Corona de Gran Bretaña y los proclamados Estados Unidos.”  La Corona de Gran Bretaña era legalmente, entonces y ahora, el Temple de la Corona. Esto dio formalmente reconocimiento internacional a la corporación de los “Estados Unidos”, los nuevos estados (colonias) del Temple de la Corona. Más importante es saber quiénes fueron los auténticos firmantes en el Tratado de París. Tomen particular nota de la abreviatura “Esqr.” a continuación de sus nombres (ver anteriormente la definición de ESQUIRE [escudero] ya que esto legalmente significa “Oficiales de las Cortes del Rey,” las cuales ahora sabemos fueron las Cortes Templarias o las Cortes de la Corona.  Éste es el mismo Título Templario de la Corona dado a Alexander Hamilton (ver anteriormente).

La Corona estaba representada en la firma por “David Hartley, Esqr.”, un Templario Medio de la Corte del Rey. Representando a los Estados Unidos (una franquicia de la Corona) mediante firma estaba “John Adams, Esqr,” “Benjamín Franklin, Esqr.” y “John Jay, Esqr.” Los firmantes por los “Estados Unidos” eran también Templarios Medios dela Corte del Rey a través de la afiliación a la Asociación de la Barra. Lo que aparece en abundancia escrito en pruebas históricas, una vez más, es que el Temple de la Corona representaba a las dos partes del acuerdo. ¡Qué perfecta y elaborada estafa se ha puesto encima el pueblo de Norte América!

Incluso se hace más obvio cuando leen el Artículo 5, que en parte declara, “asegurar la Restitución de todos los Estados, Derechos y Propiedades que han sido confiscadas, perteneciendo a los auténticos súbditos Británicos.”

Las Colonias de la Corona fueron concedidas a “personas” y corporaciones del Temple de la Corona a  través de Patentes de Letras y Estatutos y las tierras Coloniales de Norte América eran propiedad de la Corona. Ahora, aquí hay un auténtico término que vale para todo en el Artículo 4:

Queda acordado que los acreedores en ambas partes se reunirán sin ningún impedimento legítimo para la recuperación del valor total en libras esterlinas de todas las auténticas deudas hasta ahora contraídas.

Ya que la Corona y sus Templarios representan a los dos partes de los Estados Unidos, como deudores y la Corona como los acreedores, entonces ellos se convierten en los acreedores del pueblo americano con la posesión de todas las deudas de las Colonias anteriores, ahora llamadas Estados legales de la Corona. Esto suena demasiado bien para ser verdad, pero estos son los hechos. Las palabras ESTAFA y ENGAÑADOS no pueden empezar a describir lo que ha tenido lugar.

Así entonces, ¿qué deudas se debían al Temple de la Corona y a sus bancos en 1.883? En el Contrato entre el Rey y el Estado Décimo Tercero de los Estados Unidos de Norte América, firmado en Versalles el 16 de Julio de 1.782, el Artículo I declara,

“Queda acordado y certificado que las sumas avanzadas por Su Majestad al Congreso de los Estados Unidos bajo el título de un préstamo, en los años 1.778, 1.779, 1.780, 1.781 y en el presente 1.782, ascienden a la suma de dieciocho millones de libras, dinero de Francia, de acuerdo a los siguientes veintiún recibos del mencionado anteriormente Ministro del Congreso financiado, dado en virtud de sus plenos poderes, a saber…”

Esa cantidad iguala unos 18 millones de dólares, más interés, que el Banco Central de los EE.UU. de Hamilton debía a la Corona mediante préstamos al Banco de la Corona en Francia. Esto se firmó, en nombre de los Estados Unidos, por un ya familiar Templario Medio, Benjamín Franklin, Esquire.

Unos 6 millones de dólares adicionales (seis millones de libras) fueron prestados a los Estados Unidos con un 5% de interés por las mismas partes en un Contrato similar firmado el 25 de Febrero de 1.783. Los Banqueros de la Corona en los Países Bajos y en Francia estaban reclamando sus deudas de pago para las futuras generaciones de americanos.

Los Agentes Fiscales de la Misteriosa Babilonia

Desde sus comienzos la Iglesia del Temple en la Ciudad de Londres ha sido una sociedad secreta de Caballeros Templarios. Fue construida y establecida por los mismos Caballeros Templarios a quienes el Papa romano les dio su Regla y Orden. Es muy importante saber cómola Corona Real Británica fue puesta en las manos de los Caballeros Templarios y cómo los Templarios de la Corona se convirtieron en los agentes fiscales y militares del Papa de la Iglesia Romana.

Todo esto se hace muy claro a través de la Concesión de Inglaterra al Papa el 15 de Mayo de 1.213. El estatuto fue jurado en lealtad por el Rey Juan de Inglaterra al Papa Inocencio y a la Iglesia Romana. Fueron testigos los Templarios de la Corona cuando el Rey Juan declaró sobre el sellado del mismo.

“Yo mismo doy testimonio en la casa de los Caballeros Templarios.”

Presten particular atención a  las palabras que se usan que hemos definido a continuación, especialmente estatuto, lealtad, objetar y concesión.

Deseamos que sea conocido a todos ustedes, a través de este estatuto nuestro, suministrado con nuestro sello…no inducido mediante la fuerza u obligado mediante el miedo, pero de nuestra propia voluntad buena y espontánea y por el consejo común de nuestros barones, ofrecemos y concedemos libremente a Dios y a Sus apóstoles Pedro y Pablo, a nuestra madre la santa Iglesia Romana, a nuestro señor el papa Inocencio y a sus sucesores Católicos, el reino entero de Inglaterra y el reino entero de Irlanda, con todos sus derechos y enseres y cumplimos y juramos lealtad por ellos a nuestro susodicho señor papa Inocencio, a sus sucesores católicos y a la iglesia romana, ligando a nuestros sucesores y herederos mediante nuestra esposa por siempre, en manera similar rendir lealtad y mostrar homenaje a el quien será jefe pontífice en ese tiempo y a la iglesia Romana sin objetar. Como una firma….deseamos y establecemos obligación perpetua y concesión…de los adecuados y especiales ingresos de nuestros susodichos reinos…la iglesia Romana recibirá anualmente mil marcas esterlinas…guardando para nosotros y para nuestros herederos nuestros derechos, libertades y galas; todas de cuales cosas, como han sido descritas anteriormente, deseamos tener validez y firma perpetuamente; y nos unimos entre nosotros y con nuestros sucesores para no actuar en contra de ellos.  Y si nosotros o cualquiera de nuestros sucesores presumiera de intentarlo, quien quiera que sea, a menos de ser debidamente advertido que venga a su reino y esto percibe, pierda sus derechos sobre el reino y este estatuto de nuestra obligación y concesión siempre permanecerá firme.

La mayoría que ha comentado sobre este estatuto sólo hace énfasis en los pagos debidos al Papa y a la Iglesia Romana. Lo que se debería enfatizar es el hecho de que el Rey Juan rompió los términos de este capítulo al firmar la Carta Magna  el 15 de Junio de 1.215. Recuerden; el castigo por romper el acuerdo de 1.213 fue la pérdida de la Corona (derecho al reino) al Papa y a su Iglesia Romana. Se dice muy claramente. Para apoderarse de la Corona de los monarcas reales de Inglaterra formal y legalmente por un acto de declaración, el 24 de Agosto de 1.215 el Papa Inocencio III anuló la Carta Magna; más tarde en ese año puso (prohibición) a todo el imperio Británico. Desde entonces hasta ahora la monarquía inglesa y toda la Corona británica pertenecen al Papa. Las siguientes definiciones están todas tomadas del Diccionario Webster de 1.828 ya que los significados no han sido tergiversados durante casi 200 años:

LEALTAD, n. [L. fidelis] Fidelidad a un señor; fiel adhesión de un arrendatario o vasallo al superior a quien mantiene sus tierras; lealtad. Bajo el sistema feudal de arriendos, cada vasallo o arrendatario estaba atado a ser sincero y leal a su señor y defenderle contra sus enemigos. Esta obligación se llamó su fidelidad o lealtad y un juramento de lealtad era requerido ser tomado por todos los arrendatarios a sus señores de la tierra. El arrendatario era llamado un vasallo; la tierra, una cuota vasalla y el superior, el señor del vasallo.

FEE. n.[En Inglés es préstamo. Esta palabra, cuota, interior o un estado en fideicomiso, originada entre los descendientes de los conquistadores nórdicos de Italia, pero se originó en el sur de Europa. Ver Feud.] Principalmente, un préstamo de tierra, un estado en fidecomiso, concedido por un príncipe o señor, para ser tenido en subvención sobre la condición de servicio personal u otra condición; y si la subvención o el arrendatario fallara en llevar a cabo las condiciones, la tierra revertiría al señor o al donante, llamado el señor de la tierra o al señor prestamista, el señor del préstamo. Entonces una “fee” es cualquier tierra o departamentos de un superior en ciertas condiciones. Es sinónimo de “fief” y “feud”. En los Estados Unidos, una propiedad [N. del E.: en inglés, “estate”] en “fee” o “fee” simplemente es lo que en la ley inglesa se llama una propiedad alodial, un estado tenido por una persona en su propio derecho y descendiente a sus herederos en general.

FEUD, n. [L. FIDES; Ingl. Hipoteca.] Un “fief”; un “fee”; un derecho a tierras o herencias tenidas en fidecomiso o bajo los términos de cumplir ciertas condiciones; el derecho que un vasallo o arrendatario tiene sobre las tierras u otras cosas inamovibles de su señor, para usar lo mismo y tomar los beneficios de esto hereditariamente, rindiendo a su superior tales deberes y servicios como pertenece al arriendo militar, &c. la propiedad de la tierra siempre pertenece al señor o al superior.

Mediante juramento al Estatuto de 1.213 en lealtad, el Rey Juan declaró quela Corona Británica-Inglesa y sus posesiones en aquel tiempo, incluyendo todas las posesiones futuras, estados, fidecomisos, estatutos, patentes de letras y tierras estuvieran para siempre ligados al Papa y a la Iglesia Romana, el señor de la tierra. Unos quinientos años más tarde, las Colonias de Nueva Inglaterra en América se hicieron parte de la Corona como una posesión y fidecomiso llamados los “Estados Unidos.”

ATTORNING, ppr. Reconocimiento a un nuevo señor o transferir homenaje y lealtad al comprador de una propiedad.

Los Abogados de la Barra han estado haciéndolo [N. del E.: han estado “attorning“] desde que fueron fundados en la Iglesia del Temple, mediante el reconocimiento de que la Corona y quien tiene la Corona es el nuevo señor de la tierra.

ESTATUTO [N. del E.: en inglés, CHARTER], n.1. Un instrumento escrito, ejecutado con formas usuales, dado como prueba de una concesión, contrato, o lo que se haga entre hombre y hombre. En su sentido más habitual es el instrumento de una  concesión otorgando poderes, derechos y privilegios, ya sea de un rey o poder de  otro soberano o de una persona privada, como un estatuto de exención de que ninguna persona será elegida en un jurado, un estatuto de perdón, &c. Los estatutos bajo los cuales se establecieron la mayoría de las colonias en América fueron dados por el rey de Inglaterra e incorporaron a ciertas personas con poderes para tener las tierras concedidas, para establecer un gobierno y hacer leyes para su propia regulación. Éstos eran llamados estatutos del gobierno.

Mediante acuerdo en la Carta Magna, el Rey Juan rompió los términos del acuerdo de su lealtad con Roma y el Papa.

El Papa y su Iglesia Romana controlan el Temple de la Corona porque sus Caballeros lo establecieron bajo sus Órdenes. El que controla el oro controla el mundo.

El Temple de la Corona hoy

Los trabajos del Temple de la Corona en estos días y era son más obvios y aún en cierta forma escondidos. Los Templarios de la Corona tienen muchos nombres y muchos símbolos para representar su privado y profano Templo. Echen un vistazo al (alegado) Billete de un dólar del Sistema privado dela Reserva Federal (una franquicia bancaria de la Corona).

Noten en la base de la pirámide la fecha Romana MDCCLXXVI que está escrita en números romanos por el año 1.776. Las palabras ANNUIT COEPTIS NOVUS ORDO SECLORUM son latín romano para ANUNCIANDO EL NACIMIENTO DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL.  Vuelvan a las definiciones anteriores y pongan particular atención a las palabras CAPITOLIO, CORONA y TEMPLO. El año 1.776 significa el nacimiento del Nuevo Orden Mundial bajo el Temple de la Corona. Eso es cuando sus Colonias americanas de la Corona se convirtieron en el gobierno estatutario llamado los Estados Unidos, gracias ala Declaración de Independencia. Desde esa fecha, las Naciones Unidas (otro Temple de la Corona legal por estatuto) aparecen y se refieren a cada nación como un Estado miembro.

El Mago de Oz ─El Temple de la Corona

Éste no es un simple cuento de niños escrito por L. Frank Baum. ¿Qué símbolo representa Oz? Onzas. Oro. ¿Qué es el camino amarillo de ladrillos? Ladrillos o lingotes de barras de oro.

El personaje conocido como el Hombre de Paja representa esa ficción legal TODA EN MAYÚSCULAS ficticia -una PERSONA – el Gobierno Federal de los Estados Unidos creado con el mismo deletreo que su nombre cristiano de nacimiento. ¿Recuerdan lo que el Hombre de Paja quería del Hombre de Oz? ¡Un cerebro! ¡Ninguna ficción legal tiene un cerebro porque no tiene el aliento de vida! ¿Qué obtuvo en lugar de un cerebro? Un Certificado. Un Certificado de Nacimiento para una nueva creación legal. Él estaba orgulloso de su nuevo estado legal, además de todas las otras legalidades que se le concedieron. Ahora se convierte en el verdadero epitoma del saco de paja sin cerebro a quien se le dio un Certificado en lugar de un cerebro de sentido común.

¿Qué hay sobre el Hombre de Estaño? [N. del E.: en inglés la palabra estaño es “tin”.].  ¿El Número de Identificación para pagar los Impuestos (TIN) les dice algo?[Nota del T.: en inglés es Taxpayer Identification Number”,TIN.]  El pobre Hombre de Estaño tan sólo estaba allí haciendo gratuitamente su trabajo hasta que su cuerpo literalmente se quedó inmóvil y dejó de funcionar. Trabajó hasta la muerte porque no tenía corazón ni alma. Él es la criatura sin corazón y sin emociones llevando a cabo robóticamente sus tareas diarias como si ya estuviera muerto. Es el buey tirando del arado y la mula trabajando bajo el yugo. Sus maestros le mantienen frío en el exterior y sin corazón en el interior para controlar todas sus emociones o el corazón con el que él puede mantenerse.

El lastimoso León Cobarde estaba siempre demasiado asustado para hacer frente por sí mismo. Desde luego era un abusón y un fanfarrón cuando venía a apoderarse de aquellos más pequeños que él. Actuaba como si tuviera gran coraje, pero realmente no tenía ninguno. Todo rugir pero sin ningunos dientes de autoridad que lo respaldasen. Cuando llegaba algo de empuje, el León Cobarde siempre se encorvaba y gimoteaba cuando alguien de cualquier tamaño o estatura le desafiaba.  Él quería el coraje del Gran Mago, así que le fue concedida una medalla de reconocimiento “oficial”. Ahora, a pesar de lo cobarde que aún era, su estado oficial le hizo un abusón con autoridad oficialmente reconocida.  Es como los abogados que se esconden detrás de las Cortes Medias de la Barra del Temple.

¿Qué hay sobre el viaje a través del campo de amapolas? No eran auténticas amapolas, por lo que las drogas no tenían efecto en ellos. El Mago de Oz fue escrito en el cambio de siglo, así ¿cómo podía el autor saber que América iba a ser drogada? La Corona ha estado jugando el juego del cartel de la droga durante siglos.  Tan sólo vean la historia de Hong Kong y las Guerras del Opio.  La Corona ya tuvo experiencia valiosa conquistando toda China con drogas, así que ¿por qué no al resto del mundo?

¿Quién finalmente expuso al Mago como lo que  realmente era? Toto, el feo (o bonito dependiendo de su perspectiva) y de alguna forma el molesto perrito. Toto quiere decir “en  total”, todos juntos; Latin, in toto.”  Noten cómo Toto no se asustaba con las teatralidades del Gran Mago, era tan pequeño de tamaño comparado con el Mago, nadie parecía notarlo.  El humo, llamas e imágenes de hologramas fueron diseñados para asustar a la gente para que hicieran lo que el Gran Mago de Oz ordenaba.  Toto simplemente miraba detrás de la cortina –la corte– (ver la definición de cortina anteriormente), vio que era una estafa y empezó a ladrar hasta que otros le prestaron atención y vinieron a ver de qué se trataba el ladrido. Solo era una persona ordinaria controlando las palancas que creaban la ilusión de poder y autoridad del Gran Mago.  El velo ocultando la ficción legal corporativa y sus falsas cortes fue quitado.  El juego del Mago se terminó.  Está demasiado mal que la gente no se dé cuenta de lo alto que un ladrido de un perro puede ser. ¿Qué hay de sus ladridos? ¿Se quedan silenciosos y esperan a que se les dé cualquier comida y reconocimiento, si alguno sus maestros legales les dan?

No olvidemos a esos latosos monos voladores.  Qué perfecta criatura mítica para simbolizar a los Abogados de la Asociación de la Barra que atacan y controlan a toda la gente pequeña para el Gran Mago de la Corona, los grandes y poderosos Banqueros de Oz – el Oro.

¿Qué es lo que va a llevar a exponer al Mago y rasgar el velo de la corte por lo que realmente son? Cada uno de nosotros sólo necesita un cerebro, un corazón, un alma y un coraje. Entonces, y lo más importante, todos necesitamos aprender a trabajar juntos. Sólo “in toto“, trabajando juntos como un Cuerpo del Rey de Reyes, podemos en verdad ser libres o tener la libertad dada bajo la Ley de Dios.

La Misteriosa Babilonia Revelada

No hay misterio detrás de la actual abominación de Babilonia para aquellos que disciernen Su Verdad:

Y sobre su frente había escrito un nombre, MISTERIO, BABILONIA LA GRANDELA MADRE DE LAS RAMERAS Y ABOMNACIONES DE LA TIERRA.  Apocalipsis 17:5.

Dios ha reservado Su juicio para los grandes idólatras, Roma, el sillón jefe de toda la idolatría,  que gobierna sobre muchas naciones con quienes el rey se ha comprometido a adorar a sus ídolos (ver Apocalipsis 17: 1-4). El Papa y Su pretendida Iglesia; sentado en el trono del Templo en el Vaticano; gobernando las naciones de la tierra a través del Temple de la Corona de deidades profanas son la Regla y la Orden de Babilonia; la Corona de los impíos y el Código de comercio.

Hoy se puede llamar a la Regla del Mundo por muchos nombres: El Nuevo Orden Mundial (el favorito de la familia Bush), el Tercer Camino (dicho por Tony Blair y Bill Clinton), los Illuminati,la Triada, el Triángulo, la Trinidad,la Masonería, las Naciones Unidas, la UE, los EE.UU. o muchas docenas de otros nombres. No obstante, todos señalan un origen y un principio. Hemos seguido la huella de esto en la historia hasta el Temple de la Corona,la Iglesia del Temple alrededor de 1.200. Porque el papa creó la Orden de los Caballeros del Temple (los Grandes Magos de la decepción) y estableció su poderosa Iglesia del Temple en la soberanía de la Ciudad de Londres, es el Papa y sus Capitolios romanos quienes controlan el mundo. “Y la mujer fue ataviada con terciopelo y colores escarlata y cubierta con oro, piedras preciosas y perlas, teniendo una copa de oro en su mano llena de abominaciones y de la obscenidad de su fornicación.”  – Apocalipsis 17:4.

Este verso parece ser una definición del Papa y Sus Arzobispos durante los últimos 1.700 años. Las idolatrías del comercio en el mundo: todo el oro y la plata; el hierro y los metales blandos; el dinero, las monedas y los ricos del mundo: Todos éstos están bajo el control del Temple de la Corona; el Rey romano y su falsa Iglesia; el trono de Babilonia; atendido por sus Caballeros Templarios, los Magos de la abominación y la idolatría.

Las siete cabezas son siete montañas en las que la mujer [madre de rameras] se sienta“–

Apocalipsis 17:9.

La única mención de las “siete montañas” en nuestra Biblia al día de hoy está en Apocalipsis 17:9, así que no es un milagro de que esto haya sido un misterio para el actual Cuerpo de Cristo. La Biblia del Rey Jaime de 1.611 (quien era un Templario de la Corona) no es todo el canon de la iglesia temprana (“iglesia” en Latín ecclesia; en griego ekklesia). Esto en sí mismo no es un misterio ya que la historia registra la existencia y la destrucción de estas primeras escrituras de la iglesia; a igual que la historia ahora ha probado su genuina autenticidad con la aparición de los Manuscritos del Mar Muerto y la biblioteca copta en Nag Hagmadi en Egipto, entre muchos otros descubrimientos recientes en griego en los últimos 100 años.

La actual Sagrada Biblia cita el Libro de Enoc muchas veces:

Mediante la fe Enoc fue llevado para que no viera muerte, “y no fue encontrado, porque Dios se lo llevó;” antes de ser llevado tuvo este testimonio, de que él agradó a Dios.  – Hebreos 11:5.

Ahora Enoc, el séptimo desde Adán, también profetizó sobre estos hombres, diciendo, “Contemplad, el Señor viene con diez mil de Sus santos para juzgar a todos, condenar a todos los que son impuros entre ellos de todas sus acciones impuras que han cometido de una forma impura y de todos las cosas severas que los pecadores impíos han dicho contra Él“.  -Judas 1:14-15.

El Libro de Enoc fue considerado una escritura por la mayoría de los primeros cristianos. La primera literatura de la llamada “Iglesia de los Padres” está llena de referencias a este libro misterioso. La Epístola del Siglo II de Barnabus utiliza mucho el Libro de Enoc. Los “Padres de la Iglesia” de los Siglos II y III, como Justino el Mártir, Orígenes, Ireneo y Clemente de Alejandría, todos utilizan la “Escritura Sagrada” del Libro de Enoc. La Iglesia de Etiopía incluía el Libro de Enoc en su canon oficial. Fue muy conocido y leído los tres primeros siglos después de Cristo. No obstante, éste y muchos otros libros fueron desacreditados después del Concilio romano de Laodicea. Estando bajo prohibición por las autoridades Papales romanas, después salieron poco a poco de circulación. En el tiempo de la Reforma Protestante hubo un interés renovado en el Libro de Enoc, el cual ha estado perdido durante mucho tiempo para el mundo moderno. A finales de 1.400, los rumores empezaron a extenderse de que una copia del Libro de Enoc durante tanto tiempo perdido, aún podía existir. Durante este tiempo muchos libros aparecieron diciendo ser el libro perdido pero más tarde se descubrió que eran falsos.

El regreso del Libro de Enoc al mundo moderno occidental se atribuye al famoso explorador James Bruce, quien en 1.773 regresó después de seis años en Abisinia con tres copias del libro perdido de Etiopía. En 1.821, Richard Laurence publicó la primera traducción en inglés. La ahora famosa edición de R.H. Charles fue publicada primero por Oxford Press en 1.912. En los años siguientes varias partes del texto griego también salieron a la superficie.  Entonces, con el descubrimiento de la cueva número cuatro de los Manuscritos del Mar Muerto, siete copias fragmentarias del texto en arameo fueron descubiertas.

En el Libro de Enoc está revelado uno de los misterios de Babilonia con respecto a las siete montañas donde ella se sienta (lo subrayado se ha añadido):

[CAPITULO 52] 2 Allí mis ojos vieron todas las cosas secretas del cielo que serán; una montaña de hierro, una montaña de cobre, una montaña de plata, una montaña de oro, una montaña de metal suave y una montaña de plomo.

6 Estas [6] montañas que tus ojos han visto: la montaña de hierro, la montaña de cobre, la montaña de plata, la montaña de oro, la montaña de metal blando y la montaña de plomo. Todas éstas estarán en la presencia del Elegido como cera: Ante el fuego, como el agua que serpentea desde arriba de las montañas y se quedarán sin poder ante sus pies. 7 Vendrá a pasar en esos días que ninguno será salvado, ya sea por el oro o por la plata y ninguno podrá escapar. 8 No habrá hierro para la guerra, ni nadie se vestirá con armadura. El bronce no servirá. 9 Todas estas cosas serán negadas y destruidas de la superficie de la tierra cuando el Elegido aparezca ante el rostro del ‘Señor de los Espíritus.’

[CAPITULO 24] 3 La séptima montaña estaba en medio de éstas y las sobrepasaba en altura, asemejándose al asiento de un trono; unos árboles fragrantes rodeaban el trono.

[CAPITULO 25] 3 Y él contestó diciendo: ‘Esta elevada montaña que vosotros habéis visto como el trono de Dios, es Su trono, donde el Gran Ser Sagrado, el Señor de la Gloria, el Rey Eterno, se sentará, cuando El venga a visitar la tierra con bondad. 4 En lo referente al árbol lleno de fragancia, a ningún mortal le está permitido tocarlo hasta el gran juicio cuando Él tomará venganza sobre todo y traerá (todo) a su consumación para siempre. 5 Entonces será dado al virtuoso y Santo. Sus frutos serán el alimento de los elegidos: será trasplantado al lugar Sagrado, al templo del Señor, el Rey Eterno. 6 Entonces se alegrarán con alegría y estarán contentos, y entrarán al lugar Sagrado; su fragancia estará en sus huesos y vivirán una larga vida en la tierra, como las que sus padres vivieron: En sus días ninguna pena o plaga o tormenta, o calamidad les tocará.’

La riqueza y el poder actual de todo el oro, plata, estaño, bronce, perlas, diamantes, piedras preciosas, hierro y cobre del mundo que pertenece a la prostituta de Babilonia y guardados en las tesorerías de sus bancos Templarios de la Corona y en profundas cámaras acorazadas de piedra, no podrán salvarles en la hora del juicio del Señor.

“Pero ¡hay de ustedes, escribas y Fariseos, hipócritas!  Porque han cerrado el reino del cielo a los hombres: porque ustedes no irán, ni causarán sufrimiento a los que entran en él.” Mateo 23:13.

¿A dónde vamos desde aquí?

Ahora que ha sido expuesto su falso Templo, ¿cómo se aplica esto al Reino del Cielo? Para alcanzar el final, deben conocer el principio. Ya que en todo lo ordenado por Dios, hay una imitación ordenada por el mal que parece lo genuino. Hay el conocimiento del bien y el conocimiento del mal. El problema está en que la mayoría cree que tiene el conocimiento de Dios cuando realmente lo que tienen es el conocimiento de las decepciones del mundo operando como dioses. La única forma para discernir y empezar a comprender el Reino de Dios es buscar el Conocimiento que sólo viene de Dios, no el conocimiento de los hombres que toman sus reclamaciones legales como dioses y gobernantes terrenales.

El falso Temple de la Corona y sus Grandes Caballeros Magos han llevado al mundo a creer que ellos son del Dios Señor y tienen el conocimiento y las llaves de Su  Reino. Lo que tienen en sus Templos es lo contrario. Declaran ser la “Santa Iglesia,” pero ¿cuál santa iglesia? ¿La auténtica o la falsa? ¿Son el Papa y su Iglesia romana el Templo de Dios o es éste el Templo profano de Babilonia sentado entre las siete montañas?

Utilizan las mismas palabras, pero las alteran para enseñar el verdadero significado que han aplicado: El Estado no es un estado; un Certificado no es una certificación. La Iglesia romana no es la iglesia (ekklesia). Está la Corona del Señor; y una Corona de eso que no es del Señor. Todas las imitaciones parecen ser el artículo auténtico, pero son falsas. Aquellos que verdaderamente buscan el Reino auténtico de Dios deben permitir que el Señor les muestre el discernimiento entre lo auténtico y la imitación. Sin este discernimiento por el Espíritu Santo todos seguirán engañados por la ilusión de falsas deidades emanando de los espíritus impíos de los Magos.

¡Que nadie diga, el Señor está aquí! Oh ¡está allí! Porque contemplad, el reino de Dios está dentro de vosotros.”  Lucas 17:21.

Jesús dijo, “Si vuestros líderes os dicen, ‘Mirad, el reino (del Padre) está en el cielo,’ entonces los pájaros del cielo os precederán. Si os dicen, ‘está en el mar,’ entonces los peces os precederán. Mas bien, el reino DEL PADRE está dentro de vosotros y afuera de vosotros.”  Evangelio de Tomás 3.

¿No sabéis que vosotros sois el templo de Dios y que el Espíritu de Dios vive en vosotros?”  Corintios 1 3:16.

Jesús dijo, “Conoced lo que está frente a vosotros y lo que está escondido os será revelado. Porque no hay nada oculto que no será revelado. [Y no hay nada enterrado que no será levantado“]  Evangelio de Tomás 5.

Ver LA CONEXIÓN DEL VATICANO CON INGLATERRA, UNA CONTINUACION DE LA CONQUISTA ROMANA
Ver La Historia de
la Asociación de la Barra y Quién es el propietario de los EE.UU.
Ver el sitio web oficial de los Caballeros Templarios Internacionales.
Ver “EL REGISTRO ACREDITADO BRITÁNICO” por Larry Becraft.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Copyright © 2015 Pixel Theme Studio. All rights reserved.