www.luisprada.com

Regreso a la Página Índice

 

COMUNICADO DE LA JERARQUÍA ESPIRITUAL Y LA FEDERACIÓN GALÁCTICA

A Través de Sheldan Nidle
Guerras Galácticas
1a Parte
5 de Agostodel 2.003. 9 Caban, 10 Pop, 12 Manik.

De la Organización de Activación Planetaria (Planetary Activation Organization), pao@hawaii.rr.com Artículo tomado dehttp://www.paoweb.com/sn032503.htm .Publicado con permiso de PAO. Traducido del Inglés por Jaume Oliver, Kan Men.

Saludos, ¡Amados Corazones!

¡De nuevo comparecemos y con cosas muy interesantes que contarles!

Uno de los asuntos que nos sorprenden más a menudo es cómo ha llegado a distorsionarse su visión de los orígenes del mundo físico. En realidad su génesis no es cuestión de un ‘big-bang’ sino una cadena de sencillas creaciones múltiples. Estas creaciones producen muchas dimensiones diferentes y una abundancia de realidades. El elemento crucial es la conciencia divina. Todos ustedes moran en un universo vivo, consciente. Este universo está compuesto de Luz y Tiempo interdimensionales, que combinados de infinitas maneras crean el espacio de la forma. Ello, a su vez, crea las realidades y da forma a incontables realidades físicas. El universo físico es un lugar mágico. Las únicas limitaciones que existen en cualquiera de estas realidades son las que sus moradores y sus guardianes paradisíacos, juntos, permiten. Su actual crecimiento de conciencia o un renovado conjunto de percepciones colectivas pueden cambiar al instante la ‘legitimidad’ y ‘legalidad’ de tales leyes. En el aquí y ahora, resulta importante tener presente que ha comenzado este proceso. El cual promete la creación de una realidad enteramente nueva para ustedes y por ende para el resto de la fisicalidad.

La creación es un fenómeno en constante desarrollo. El Plan Divino nos ha llevado de la mano por un camino repleto de una multiplicidad de vueltas y giros bruscos. Ahora, como resultado directo de ello, un incontable número de especies vive en el universo físico. Sus múltiples idiomas y lenguas, culturas y rituales, crean un abanico inmenso de tradiciones y percepciones centradas sobre los orígenes de estas realidades. Ello nos ha inspirado a hacer un estudio detallado de las diferentes moradas en las que se desarrollan a lo largo y ancho de este casi infinito universo. En nuestra galaxia ha dado origen a la institución de muchas ciencias espirituales que están dedicadas a desarrollar una plena comprensión de este conocimiento, y al descubrimiento de su engaste peculiar en el seno de la totalidad creada. A veces este estudio aporta los pilares para una antropología espiritual y, también, para una sociología espiritual. Estas ciencias nos aportan una rica información sobre nuestros orígenes comunes, que son de más vasto alcance que la premisa de la creación de una humanidad en el sistema Vega, en su tercer planeta, hace ahora seis millones de años. En la actualidad, nuestros comienzos están ubicados en un ‘nicho’ o nido físico y espiritual previsto en el Plan Divino. Antes de esta previsión, todos éramos Seres Espirituales que manejábamos tenazmente las vastas Corrientes de Vida del Paraíso.

A medida que la humanidad avanzaba por toda la galaxia, nos topamos con Seres Físicos muy diferentes a nosotros en forma, cultura e idioma. Si no teníamos éxito en la superación de tales colosales diferencias a menudo estallaba una guerra. En las primeras etapas de este proceso de expansión nos topamos con aquéllos que seguían los principios obscuros de la Creación, Anchara, que nos perturbaron sobremanera. Abruptamente nos encontramos metidos en una guerra galáctica enorme que ha engullido a nuestra galaxia a lo largo de varias decenas de millones de años. Tal situación creó la necesidad de establecer múltiples alianzas con miles de naciones estelares cuyo ideario era similar. A su vez desencadenó la puesta en marcha de un extraño y violento proceso que está destinado a transformar esta galaxia y a la oscuridad que se ha adueñado de ella. A veces, estas guerras parecían inacabables. La intensidad de la devastación era inconcebible. Nos quedábamos atónitos por lo que eran capaces de hacer las naciones estelares de la Alianza Anchara en estas guerras con tal de asegurar su dominio. Su arsenal armamentístico y la indescriptible brutalidad de sus fuerzas militares esparcieron un reinado de terror por toda la galaxia. Abominables y horrendas memorias de tales hechos pueblan sus genes, están ahí dentro.

Con el paso del tiempo nuestras alianzas siempre crecientes llevaron a la constitución de la Federación Galáctica de Luz. La Federación Galáctica de Luz era una organización más entre las muchas que funcionaban en la galaxia, neutrales, obscuras o de Luz. Al ritmo que iban imponiendo las guerras y sus horribles resultados devastadores muchas naciones estelares se unieron tomando como base su aprendizaje de la guerra. Nosotros vimos esta situación como ‘un abrir los ojos’. También llegamos a valorar la decepción que sufrían los de Anchara. A pesar de estar conmocionados, inicialmente, de la forma en que esta galaxia había sido engullida por la oscuridad, nos dimos cuenta, en lo profundo de nuestros Corazones, que esta locura acabaría definitivamente. Hasta que llegase el momento divino adecuado, estábamos haciendo cuanto podíamos para preservarnos en medio de tales guerras continuadas. Así creamos tecnologías y estrategias que nos darían los resultados que necesitábamos.

Finalmente, hace tan sólo dos millones de años, estas guerras generaron las condiciones que nos permitieron colonizar su sistema solar. Hace cerca de un millón de años, los de Anchara con una serie de ataques desde tierra destruyeron estas primeras colonias humanas. Posteriormente, el contra-ataque de la Federación Galáctica de Luz culminó con la instalación de la colonia de Lemuria y también con la destrucción del principal planeta dominado por Anchara (Maldek). Su explosivo final fue el que generó el cinturón de asteroides entre los planetas Marte y Júpiter de su sistema solar. Pero hay más, muchas de las pequeñas lunas de Marte, Júpiter y de los planetas exteriores del sistema solar son consecuencia de la carnicería de estas explosiones. Así que su Sistema Solar es un curioso monumento a la violencia que se produjo en estas guerras. Ellas expulsaron de su sistema solar polvo cósmico y partículas más pesadas formando el límite de su sistema solar. Debido a que estas nubes fueron creadas de esta forma el resultado ha sido un constante trajín de cometas y asteroides.

Aún así su Sol no ha sido sometido al grado de violencia de que eran capaces los de Anchara. Anchara intentó una y otra vez interferir en la interacción entre el Sol y los planetas, sus hijas, lo cual acabó deformando las trayectorias de rotación de los planetas alrededor del sol, que pasaron de circulares a fuertemente elípticas. Ésta es la razón por la cual el círculo tiene 360 grados, su mundo, Tierra, Terra, Gaia, giraba 360 veces sobre sí mismo a lo largo de cada órbita en torno al sol. Así que esta medición conmemora el original año solar de 360 días de 24 horas cada uno. Los primeros colonos de la antigua Lemuria decidieron no alterar tal situación y mantuvieron esta ‘anomalía’ como un símbolo para las futuras generaciones que ahora moran en este espléndido y maravilloso sistema solar. Estas guerras también causaron las condiciones necesarias para sumergirles a ustedes dentro del marasmo que nosotros conocemos como ‘limitación de la conciencia’.

Por tanto, tal como hemos expuesto, está bien claro que la llegada de la humanidad a este sistema solar, que incluye la posterior caída en la limitación de la conciencia, fue producida por estas guerras galácticas. Más adelante la aceptación por parte de la Federación Galáctica de Luz de una política de ‘manos atadas’ o de no intervención fue la consecuencia de la reflexión sobre las consecuencias de estas guerras galácticas. Esta política permitió entonces a los Anunnaki transformarse en sus dominadores y esclavizadores, y a sus seguidores terrestres controlarles secretamente durante estos últimos 13.000 años. A todo esto hay que añadir que tal situación ha cambiado dramáticamente por el aumento y crecimiento de su grado de conciencia y por el reciente cambio de bando de los Anunnaki, quienes han entrado en la Luz. Ello nos ha dado la oportunidad para ayudar a estas fuerzas de Luz que están trabajando para transformar su mundo. Esto ha dado como resultado los acuerdos que ahora mismo están a punto de revelarse públicamente.

El Paraíso y su Ser Colectivo Humanidad están co-creando su propia realidad. Ustedes son Seres que permanecen conectados los unos con los otros compartiendo el mismo destino. Tal destino pasa por el retorno a la Plena Consciencia de Seres de Luz. La fase final de todo este proceso, que se ha tramado antes que esta divina intervención sea revelada a ustedes, ha durado mucho más de lo que nos hubiera gustado. Finalmente, los últimos vestigios de la oscuridad han comenzado a darse cuenta y ver claramente que esta batalla constante es en verdad en vano. Tal situación ha permitido que una nueva energía de intención positiva abrace a este maravilloso orbe azul. Esta energía ha aportado coraje adicional a quienes participan en estos acuerdos, que garantizan que una nueva realidad pueda manifestarse en su mundo ahora mismo. Damos las gracias a todos los que nos han prestado su ayuda y colaboración, y de una manera especial nos dirigimos a todos los Trabajadores de la Luz para expresarles nuestro más profundo reconocimiento y gratitud. ¡Su victoria se está acercando!

Hoy hemos tratado sobre algunos de los segmentos de nuestra historia compartida que explican nuestros orígenes y las bases de su actual estado de conciencia. ¡Les pedimos que usen esto para examinar cuan lejos han llegado en este momento! ¡Están a punto de saborear su liberación y un nuevo servicio mundial está a su alcance! Ahora nos retiramos. ¡Benditos Sean, Amados Nuestros! ¡Ya saben, en su Corazón de Corazones, que el Eterno Apoyo y la Perpetua Prosperidad del Paraíso es suya! ¡ASÍ ES! ¡Selamat Gajun! ¡Selamat Kasijaram! (En el idioma de Sirio ¡Son una Unidad! ¡Son Bendecidos en Amor y Júbilo!)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Copyright © 2015 Pixel Theme Studio. All rights reserved.