www.luisprada.com

Regreso a la Página Índice

ElSol Es Frío

Segunda Parte

Dr. George Hunt Williamson

SOHO Michelson Doppler Imager (MDI) 6767 Å continuum images from Stanford University [ 2000/04/29 12:48 UT ]

Original en Inglés, traducción al Español por Luis Prada.  Publicado aquí por primera vez el 25 de Febrero del 2.003.

Extracto del Capítulo 3, "Magnetismo, el YO SOY Universal", del libro "Otras Lenguas, Otra Piel" ("OtherTongues, Other Flesh") (1) por el Dr. George Hunt Williamson.

""""""""""""""""""""""""""""""""""""""

El primer cuerpo es el Sol (actuando como un núcleo).  Hace más de cien años, en 1.854 [sic] (2), el eminente astrónomo Sir William Herschel sugirió que el Sol pudiera estar habitado y que los habitantes pudieran no sufrir del intenso calor ¡tanto como aquéllos que viven en las regiones tropicales de la TierraCreyó que el sol es un cuerpo fresco, no una caliente y flameante bola de gas.

"Hace más de cien años …el eminente astrónomo Sir William Herschel sugirió que el Sol pudiera estar habitado y que los habitantes pudieran no sufrir del intenso calor tanto como aquéllos que viven en las regiones tropicales de la TierraCreyó que el sol es un cuerpo fresco, no una caliente y flameante bola de gas."  —Dr. George Hunt Williamson

Sir William Herschel (1.738-1.822) fue un astrónomo inglés nacido en Alemania quien construyó poderosos telescopios para sistemáticamente explorar los cielos.  Descubrió a Urano, dos satélites de Saturno, y catalogó muchas estrellas dobles y nebulosas.

Ya que se ha demostrado que los planetas satélites son de naturaleza magnética,[Nota del Editor: se refiere a una previa disertación en este Capítulo]es sólo correcto en asumir que el cuerpo gobernante que rige a esos planetas es también de naturaleza magnética.  Así que, podríamos decir que el Sol es el "cerebro" magnético o el ganglio de nuestro entero Sistema Solar.  Es desde este gran cuerpo nuclear central que los planetas extraen su energía magnética de manera que ellos, también, puedan generar fuerzas.

El vórtice del Sol es muy intenso como se esperaría de tan gran cuerpo, y debe extenderse a los límites más externos de nuestro Sistema.  Su atmósfera tiene tres capas principalesla cromosfera, la capa reversa y la fotosfera.  Envolviendo completamente a estas capas está la corona.  El Sol muestra su estructura magnética muy bien cuando se fotografía en la luz de hidrógeno.  Tal fotografía muestra un efecto granuloso muy similar a aquél producido cuando limadura de hierro se esparce en un campo magnético.

Los científicos hoy en día afirman que el Sol es un gigantesco horno atómico radiando una tremenda cantidad de calor a los planetas satélites en cada segundo.  La temperatura en su superficie se dice que es de miles de grados, y la temperatura interna es supuestamente en los millones de grados.  Sin embargo, es inexplicable cómo pueden actuar magnéticamente los gases súper calentados.  Porque es un hecho elemental de la física que una sustancia pierde su magnetismo ¡cuando es calentadaYa que los astrónomos han registrado definitivamente los efectos magnéticos sobre el Sol, tenemos un conflicto directo entre la verdadera naturaleza del Sol y la temperatura sugerida.  Este conflicto solamente indica que el Sol no es la masa súper calentada de gases que los científicos piensan que es, sino más bien un cuerpo fresco como dijo Herschel que era.

Hay mucha evidencia para probar que el Sol es, evidentemente, un cuerpo fresco.  El proceso de determinar la temperatura del sol es muy complejo e involucra las leyes de radiación de la física.  Fundamentalmente aquí está cómo tales temperaturas son determinadas: la radiación del cuerpo por centímetro cuadrado por segundo multiplicada por la temperatura efectiva del cuerpo al cuádruplo es igual a la tasa de radiación al cuádruplo multiplicada por la luminosidad del cuerpo dividida por su diámetro al cuadrado.  Resolviéndola para el Sol uno llega a un promedio de cinco mil novecientos grados absolutos.  La matemática involucrada está de acuerdo, pero los astrónomos basan sus cálculos sobre dos suposiciones:

Primero, ellos asumen que el Sol es un cuerpo perfecto radiante; segundo, y muy importante, asumen que el Sol ¡está radiando calor!  Esto es porque creen que el calor sobre la Tierra, y también como el calor sobre otros cuerpos planetarios, viene directamente del Sol.  Las gentes sienten el calor cuando están paradas a la luz solar, así que dicen que el Sol debe ser una masa quemante radiando ese calor.  Eso es como decir que un radio transmisor radia ondas de sonido porque cuando prendemos los radios, oímos sonido,  Pero sabemos que tal transmisor radia ondas de radio, y que esas ondas son convertidas a sonido ¡dentro del radio!

En 1.543 un gran cometa llegó más cerca del Sol que lo que cualquier cometa previo lo había hecho y esto fue repetido por otro cometa en 1.882.  Ellos entraron en la corona del sol realmente, que se supone tiene una temperatura de un millón de grados absolutos.  Estos cometas viajaron por más de un millón de kilómetros a través de esta corona abrazante y emergieron ilesos sin cambio alguno de velocidad o dirección.  Si el Sol es un calor radiante, ¿por qué estos cometas instantáneamente no se desintegraron al entrar a un tremendo calor de un millón de grados absolutosDe seguro ¡nada podría sobrevivir tal tratamiento!

Los astrónomos nos han dicho que el planeta Mercurio está desprovisto de vida porque está a sólo treinta y seis millones de millas del Sol.  Nos han dicho que si Mercurio estuviera más cerca, se hubiera convertido en "nada" hace mucho tiempo¿Cómo es que entonces los dos cometas sobrevivieron sin al menos mostrar algunos efectos de su viaje a través de la corona del Sol?  Debemos concluir que la respuesta es que el Sol ¡no irradia calor, en esta formaPor tanto, no puede ser ningún tipo de cuerpo súper-caliente.

El Viento Solar (Prominencias) y las Manchas Solares

"Algunas prominencias viajan a la increíble velocidad de 450 millas por segundo y alcanzan una altitud de un millón de millas; esto es, ciento noventa y un mil millas más que el diámetro del Sol.  Para sumar a la rareza de este fenómeno está el hecho de que estas prominencias se elevan a alturas fantásticas, y entonces sólo se "cuelgan" amitad de aire, sin soporte, ¡en completo desafío a la ley de la gravedad de Newton!"

Las prominencias nos suministran con alguna prueba más para la conclusión de arriba.  Estas prominencias se dicen ser explosiones de gas hidrógeno y aparecen primero en la fotosfera del Sol.  Hay muchas teorías, pero hasta ahora los astrónomos han estado perplejos sobre su origen.  El comportamiento de estas llamadas nubes de gas de hidrógeno contradice una de las más viejas y supuestamente, más estables leyes de física …, la ley de la gravedad de Newton.

Algunas prominencias viajan a la increíble velocidad de 450 millas por segundo y alcanzan una altitud de un millón de millas; esto es, ciento noventa y un mil millas más que el diámetro del Sol.  Para sumar a la rareza de este fenómeno está el hecho de que estas prominencias se elevan a alturas fantásticas, y entonces sólo se "cuelgan" amitad de aire, sin soporte, ¡en completo desafío a la ley de la gravedad de Newton Otras parecen "materializarse" de ninguna parte, y se cuelgan sin movimiento.  Seguramente el Sol con toda su tremenda masa y poder de "tiraje" podría traer a estas prominencias hacia abajo de nuevo si ellas estuvieran compuestas de gas hidrógeno.  Los astrónomos dicen que ellas están compuestas de tal gas porque el espectroscopio las ha etiquetado como tales.  Pero el espectroscopio es bastante impreciso porque  entre la atmósfera del Sol y este instrumento, la atmósfera de la Tierra interviene, y la atmósfera más alta de nuestro planeta contiene casi purohidrógeno que los astrónomos dicen está en el Sol.

Las manchas solares y prominencias han dejado perplejos a los científicos por años, sin embargo ellas son parte del mismo fenómeno.  Las manchas solares y las prominencias son manifestaciones de la actividad auroral del Sol como se ve de diferentes ángulos.  Nunca han fotografiado las prominencias solares excepto al borde del Sol.  Las prominencias toman la forma de, o aparecen como, manchas solares cuando se ven sobre la cara del Sol.  La forma y particulares de las prominencias no puede observarse a menos que la luz del Sol se bloquee.  Estas prominencias no son gas hidrógeno súper calentado porque su mero comportamiento ¡prueba lo contrario!  Ellas se comportan como fuerzas, no como elementos (gas, etc.)

La fuerza de la prominencia del Sol es similar a la fuerza auroral emanado de las descargas polares de la Tierra.  La fuerza auroral es conocida como la aurora borealis en el Hemisferio Norte, y la aurora australis en el Hemisferio Sur.  A este fenómeno también se le da los nombres de luces del "norte" y del "sur"Esta fuerza de la Tierra, que continuamente está siendo enviada a la atmósfera, tiene la característica de la fuerza de la prominencia del Sol.  No obstante continuamente emanando de la Tierra, se ve sólo en ciertas ocasiones cuando las condiciones atmosféricas son las correctas.

Las fuerzas auroral y de la prominencia son idénticasBajo la gruesa atmósfera del Sol están ocultos cuerpos planetarios que están emanando fuerzas de aurora conocidas en el Sol como fuerzas de prominencia.  El hecho de que hay planetas bajo la fotosfera del sol es también evidente del hecho de que en la estructura atómica los electrones están balanceados por un número igual de protones dentro del núcleo.  Esto hace al sistema balanceado.

Las fuerzas de prominencia se manifiestan en la atmósfera de los planetas ocultos, o internos, al pasar a través de su campo electromagnético, luego se manifiestan una vez más de nuevo en la atmósfera del Sol.  Entonces ¿qué acerca de las llamadas prominencias colgantes que se "materializan" de ninguna parte en la alta atmósfera del SolLa solución a esta pregunta desconcertante se puede encontrar fácilmente.  Cuando la fuerzas aurorales de los planetas externos (la Tierra, Marte, etc.) pasan a través de sus vórtices o campos electromagnéticos, son últimamente atraídas al gran cuerpo del Sol en donde ellas se manifiestan.  A esta etapa, los astrónomos observan las "prominencias colgantes" que se "materializan" ¡de ninguna parte!

Otro acertijo que ha confrontado a los astrónomos, es que algunas manchas solares parecen tener polaridad y algunas prominencias son tiradas misteriosamente hacia ciertas manchas solares.  Las prominencias y las manchas solares se ha ya mostrado que son manifestaciones de la actividad auroral de los planetas ocultos bajo la fotosfera del Sol.  Hay doce planetas internos y doce planetas externos.

Los astrónomos se preguntan por qué las manchas solares se elevan a más o menos intervalos irregulares de once años, y por qué las primeras manchas de una nueva serie aparecen en altas altitudes, y por qué hay una lenta progresión de las manchas hacia el ecuador solar en la medida en que el ciclo de manchas solares avanza, y por qué hay un cambio en la polaridad de las manchas solares en ciclos alternosLas respuestas a estas preguntas darán una precisa y completa teoría de las manchas solares, y las respuestas yacen en el hecho de que los planetas internos u ocultos crean estas condiciones por sus períodos de rotación y revolución.

El calor y la luz son efectos de los rayos positivos del Sol.  El calor es sentido sobre la Tierra porque los rayos positivos del Sol se interceptan con su atmósfera y corteza negativas causando una fricción o cambio en la calidad del movimiento de las partículas dando radiación de calor como un resultado de esta fricción.  El efecto de los rayos del Sol en la atmósfera de la Tierra es también responsable del fenómeno de la luz visible que resulta de una diferente clase de movimiento de partículas.

Los ojo son sensitivos solamente a los ratos luminosos positivos reflejados de la sustancia negativa, entonces la luz es una interacción de fuerzas positivas y negativas.  El Sol no envía calor y luz, no obstante es responsable de su manifestación sobre la Tierra; el Sol envía solamente líneas positivas de fuerza que interactúan con la corteza negativa y la atmósfera de la tierra para producir el fenómeno del espectro electromagnético, que incluye calor y luz.

La ciencia ha explorado la alta atmósfera de la Tierra y encontrado que sesenta millas por encima de la Tierra se requiere luz artificial, y noventa millas por encima de la Tierra es oscuro como una "brea".  Entre más alto vayamos se torna más frío, así que vemos aún por lógica que el calor y la luz no vienen del Sol.  Sólo las líneas de fuerza vienen del gran cuerpo del Sol.

"Entre más alto vayamos se torna más frío, así que vemos aún por lógica que el calor y la luz no vienen del Sol.  Solo las líneas de fuerza vienen del gran cuerpo del Sol."

Ya que la distancia de, y la cercanía al Sol no tienen nada que ver con si un planeta está "hirviendo" o es "frígido", podemos inmediatamente ver que todos los planetas en nuestro Sistema solar tienen cercanamente el mismo clima.  La Tierra no goza de clima perfecto porque está desbalanceada magnéticamente.

Lo que se ha aprendido de los visitantes espaciales acerca del Sol no es realmente nada nuevo, son solamente un retorno a la sabiduría sin edad poseída por las razas más antiguas de la Tierra.  Estos estudiantes de hace largo tiempo dijeron que el verdadero color del Sol era el azul, y es interesante notar que la nota musical del azul es Sol, ¡un nombre para el mismo Sol!

Regreso a la Primera Parte

Referencias

1. Otras Lenguas, Otra Piel ("Other Tongues, Other Flesh"),por el Dr. George Hunt Williamson (1926-1986). El libro lo publicó por primera vez Amherst Press, Amherst, WI, EE.UU., en 1.954.  La primera reimpresión fue en 1.959 por Neville Spearman Ltd., Londres, Inglaterra.  La segunda reimpresión fue por BE Books Albuquerque, Nuevo México, en 1.991.  Actualmente este libro está fuera de impresiónUd. puede ordenar copias de la edición de 1.991 de la versión Inglesa (desconozco si alguna vez se tradujo al Español) deLa Misión Interplanetaria de Perspectivas Acuarianas.

2. Corrección:  William Herschel murió en 1.822, su postulación del sol fresco fue dada antes de este año, no en 1.854, como Williamson equivocadamente escribió en su libro.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *