El Caballo Blanco del Apocalipsis y La Marca de la Bestia, la Vacuna

<


www.luisprada.com

Regreso a la Página Índice

Despertad a la Mentira de la Vacuna del Covid-19

El Caballo Blanco del Apocalipsis y La Marca de la Bestia, la Vacuna


por Luis Prada

Editor y Publicista de Brother Veritus’ Website
www.LuisPrada.com

Viernes 6 de Agosto del 2.021

Publicado en este sitio web el Domingo 8 de Agosto del 2.021. La tranducción al inglés por el autor está también disponible en este sitio web.

Puede descargar en PDF este artículo aquí: El Caballo Blanco del Apocalipsis y La Marca de la Bestia, la Vacuna

//////////////////////////////////////////////

“Y vi, ¡y miro! Un caballo blanco y el que estaba sentado en él tenía un arco, y se le dio una corona, y salió a conquistar y completar su conquista.” – Apocalipsis 6: 2


Fig. 1. El Caballo Blanco y la Vacuna Experimental

Usted se ha vacunado. Viene la variante Delta del Covid, su pasaporte de sanidad de vacunación oficialmente se le vence ipso facto, ya no es válido. Entonces va usted a que lo inoculen contra esa variante, lo hacen. Ésa era afortunadamente otra de placebo, se salvó esta vez de nuevo. No tiene síntomas y usted se convierte ahora, más que antes, en un idiota útil del sistema promulgando las bondades de la vacunación y que no tiene efectos secundarios. Se le actualizó ahora su pasaporte de vacunación. Listo, su familia lo adora pues es usted un colaboracionista de la vacunación y alguien quien acata las disposiciones oficiales, da buen ejemplo, no es un teórico conspiracionista.

¡Ups!, acaban de anunciar una nueva variante o cepa, la Gamma (o, como quiera que la llamen). Se venció su pasaporte de vacunación otra vez. Va a que le apliquen la vacuna contra esa nueva variante para estar en regla. Inoculado se siente mal, tiene efectos secundarios ligeros, pero se le van. ¡Oh, ah!, variante nueva a la vista: La Épsilon (o el nombre que le pongan). Vuelve el mismo juego, pero esta vez no era placebo tampoco. Le dan convulsiones, no puede tenerse en pie, algunas veces se le aminoran algo, pero siempre hay un ligero y molesto temblor por todo el cuerpo. Tiene migrañas por la trombosis cerebral y dolor en el pecho por la miocarditis. Es magnético, ahora se le pegan al cuerpo las cucharas metálicas, las monedas y los imanes. Su sangre está contaminada por grafeno (que produce mente nublada y alteración mental con bloqueos de memoria) y por 4-hidroxibutil (produce tumores) y hexano-6 (neurotóxico y adictivo), éstos, componentes de la vacuna.


Fig. 2: Vacuna Veneno

Va al hospital reclamando que fue la vacuna. No lo atienden pues no tienen la cura, les llegan a diario muchos de estos mismos casos y ellos lo saben pues son los que aplican a diario la vacuna violando su Juramento Hipocrático y en la carta de defunción de sus pacientes escriben como la causa de su muerte: “Covid-19”, así se hubieran muerto de cáncer. Son culpables de crímenes contra Lesa Humanidad. ¡Mirad el Jinete del Caballo Blanco exhibiendo una “Corona” en su testa y sosteniendo un arco, saliendo raudo a conquistar! Blanco, Corona, Arco, Salir a Conquistar. Blanco, el color de los servidores de la salud. Corona [Coronam, Latín; κορώνα (Korona), Griego]… ¿virus? Arco y flecha… ¿símbolo de la jeringa y su aguja? La aguja le da un pinchazo como la flecha. No tan sólo salió a conquistar, convencer a la fuerza, con violencia, si es necesario, armado como hacen los conquistadores, sino a completar su conquista. “Completar” su conquista, es decir, ¿conquistar a todo el mundo? El programa de vacunación no es completo si no se ha vacunado a toda la población mundial. ¿Vacunar a la población mundial con sus flechas para conquistarla?, ¿para dominarla al zombificarla y hacerla obedecer? Eso es conquistar al ser humano, privarlo de sus derechos inalienables y de su libre albedrío y hacerlo obedecer servilmente a un estado fascista y comunista dictatorial y totalitario de una muy reducida Élite de Poder. Interpreten minuciosamente el símbolo y piensen sobre esto.


Fig. 3: Necesitamos Acabar Con la Dictadura Globalista

Lo mandan a casa. Su familia, quien lo impulsó a vacunarse, lo deja solo, ella no puede hacer nada. Se le estropeó la salud de por vida y perdió el trabajo. A esperar miserablemente a que le llegue la muerte a cuentagotas pues la calidad de vida se acabó y con ella sus sueños. Nadie se hace responsable de su problema: Ni su propia familia quien lo impulsó a vacunarse; ni el hospital que lo inoculó; ni la farmacéutica de la vacuna quien no tiene responsabilidad legal; ni el empleador quien lo hostigó por no vacunarse; y, ni mucho menos, el gobierno.

Se arrepiente de haberles creído a los criminales genocidas Bill Gates y Fauci, al Estado Profundo y sus Élites de Poder con sus agendas genocidas, y por no haber resistido el hostigamiento de su jefe que fue el mismo quien lo despidió una vez que lo vio enfermo e inhabilitado. ¡Cómo lo recuerda! Le dijo: “Lo siento, pero en esas condiciones ya no puede trabajar aquí. Ud. lo sabe.” Usted argumentó y acusó, pero él respondió: “Yo sigo las disposiciones, normativas y regulaciones del CDC y la OMS.” Se encogió de hombros y se marchó. No lo volvió a ver, como si nunca lo hubiera conocido. Pero, en últimas, fueron ambos culpables de su desgracia: Él por haber acosado en su pedido vacunatorio y usted por haber cedido a su petición ilegal sin investigar sus derechos constitucionales y el Código de Nuremberg, sus herramientas legales.

Publica su problema de salud en las redes sociales para ayudar y advertir a otros, y para establecer consciencia sobre este engaño genocida, pero sus cuentas son cerradas y proscritas. Pero ya ¡ni sirve quejarse pues el mal ya está hecho! Aun así, jura difundir su mensaje por los medios alternos.

Yo le digo y aconsejo a usted que me está leyendo, escúcheme: “No espere aprender esto en su propio pellejo. ‘De las faltas ajenas, corrige el sabio las propias.’ Aprenda de otros cientos de miles de casos como éste por los medios alternos y organizaciones de médicos por la verdad. Gentes amantes de la mentira: ‘Conoced la Verdad y ella os hará libres’. No coma cuento y siempre busque la verdad. Yo no soy médico ni experto virólogo o inmunólogo. Lo que le digo tiene respaldo de miles de médicos por la verdad y está en miles de videos por la internet. Disciérnalo. Si no me quiere creer a mí, lo entiendo pues no soy experto de la salud. Créales a los expertos disidentes una vez evalúe sus argumentos, pero, por favor, no los rechace de plano sin considerarlos. Yo no soy el típico denunciante y disidente de la versión oficial. Soy místico y metafísico, es por eso que sueno diferente. Mi mente está alambrada de otra forma. Mi poder y resolución están cimentados en mi investigación, convicción, intuición y en la Verdad. Sigo los dictados de mi Ser Interno, donde reside mi verdadera fuerza y protección. No se preocupe por mí a causa de lo que escribo, preocúpese por usted y por sus decisiones sin son erradas pues el precio a pagar es grande.”

La gente que se vacuna no está usando bien sus facultades mentales. Seguirán vivos hasta cuando se les acumule más grafeno en su sangre y se les agraven, y refuercen, los efectos secundarios como la miocarditis y pericarditis, trombosis, convulsiones, esterilidad, alteración del ADN, nanotecnologías y metales pesados en el cuerpo, y sobre-estímulo o reacción agresiva del sistema autoinmune, especialmente en la gente joven. Esto por la acción acumulada de las vacunas continuadas. La mascarilla (tapabocas o cubre-bocas) no les sirve de nada, es más, es nociva a la salud por las bacterias que producen neumonía, y los estafilococos y gases de desecho CO y CO2 que se respiran en ella, ni la vacuna experimental que les inyectaron les crea inmunidad contra el Covid-19, ni esa vacuna fue experimentada (probada) en humanos, sólo en animales y todos murieron en las pruebas.

No existen contaminados de Covid que son asintomáticos pero que esparcen el virus. El Covid manifiesta afección pulmonar como la Gripa A y B en todas las personas, no hay asintomáticos. No sin contar que el coronavirus Covid-19 no ha sido aislado, lo que se tiene es un algoritmo de computador. Las pruebas de PCR fueron diseñadas para investigación en laboratorios, no para diagnosticar el Covid en la población. Esto ha creado un súper inflado número de supuestos enfermos de Covid que eran sólo falsos positivos esparciendo miedo en la población con enormes pérdidas económicas en la economía mundial al confinar a la gente en casa y al obligar a muchos negocios familiares a cerrar con el confinamiento y cuarentena. Las pruebas de PCR fueron hechas amplificando la muestra de 30 a 40 veces. En esa forma cualquier virus de gripe solitario en la muestra puede amplificarse tanto que da positivo como Covid cuando no lo es.

Al diagnosticar a todo paciente que ha fallecido en el hospital como muerto por Covid, se han sobre exagerado las estadísticas de muertes por Covid para catalogarlo como pandemia. Muchas de las intubaciones traqueales en las UCIs (Unidades de Cuidados Intensivos) en vez de ayudar al paciente lo han acelerado a morir. Se han prohibido en los hospitales las terapias alternativas de Dióxido de Cloro, Ivermectina, Hidroxicloroquina y otras, de un precio muy económico en comparación al tratamiento de intubación y la vacuna. Muchos entran al hospital caminando y salen horizontales en camilla con los pies adelante hacia la morgue. La carga kármica por esto es muy grande dentro de los profesionales de la salud quienes han sido aquiescentes al permitir lo que ellos saben que está mal pero que lo hacen por conservar sus trabajos. Esto último no los exime de culpa ante la ley. Pueden terminar juzgados y ejecutados en un Juicio de Nuremberg.

En este planeta ya no existe la democracia real. Lo que existe son gobiernos corporativos, es decir, el gobierno de cada país se ha transformado en una corporación que mediante sus ejecutivos (presidente, ministro de salud y otros) negocia “tratos” a espaldas de los contribuyentes con otras corporaciones y es lacayo de ellas. En este caso, los títeres de la corporación gubernamental negocian con las corporaciones multinacionales de vacunas del Cartel Farmacéutico y les compran sus vacunas con préstamos del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional endeudando a su país y habitantes. Todos los involucrados se lucran de esta mal llamada “pandemia”, que mata mucho menos gente que la gripe común, la cual no ha sido declarada pandemia.

Es un plan malvado introducido paulatinamente. Todo esto es una gran farsa y quienes están detrás de esto son: 1. Organizaciones de salud interligadas con financiación de la Fundación de Bill y Melinda Gates, 2. Laboratorios de vacunas (Pfizer, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZéneca, Sputnik, Sinovac, Inovio, etc., 42 en total), 3. Bancos (Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional), 4. La Organización Mundial de la Salud, lacaya del Cartel Farmacéutico de las vacunas y promotora de ellas, 5. El CDC, que es básicamente una compañía de producción de patentes de vacunas, tiene 58 patentes de ellas, y, 6. El Foro Económico Mundial de Davos. Son éstos los que están supuestamente “tan preocupados” porque usted no muera por la plandemia del Covid, la que ellos mismos diseñaron e introdujeron, y son a ésos a los que creen quienes se vacunan. Claro, todo impulsado por los medios desinformativos propagandísticos que pertenecen a las Élites de Poder. La TV es un arma de desinformación masiva. Mate la TV. Entérese de lo que pasa por los medios alternos. Todas las máquinas de búsqueda por internet y plataformas como YouTube están censuradas con respecto a estos puntos de vista alternos a la versión oficial. Solamente permiten y muestran los que promueven la versión oficial. Fact-check es un frente desinformativo.


Fig. 4. Bill Gates, un Hombre de Gran Influencia

Como siempre me he dicho: La vacuna experimental es una bomba de tiempo, una bomba temporizada. Los efectos adversos se manifiestan más pronto en unos y más lento en otros. Lo claro es que las componentes de las vacunas viajan por el cuerpo en la sangre y alcanzarán al final, y contaminarán, todos los órganos del cuerpo incluyendo el cerebro en unos 3 años. Cuando esto pase habrá enfermedades y muertes y locura en los vacunados. Locura porque su cerebro se ha vuelto disfuncional.

Si a todos se les diera la vacuna experimental, se acabaría en seco el programa de vacunación pues todos mostrarían efectos secundarios adversos. Pero si se les da a unos, placebo y a otros, vacuna, entonces los del placebo instan a los no vacunados a que se vacunen pues a ellos no les han dado ningunos de los efectos secundarios.

Si la gente no se resiste a esta manipulación le van a venir la implementación completa de la 5G (que crea síntomas similares a la gripe y mata las abejas demostrando daño al ecosistema) y el Cambio Climático inducido. Covid y 5G están entrelazados. Según las Élites, somos muchos en el planeta y están apurados por implementar su programa de despoblación, por eso cometen tantos errores. El Jinete del Caballo Blanco, el primer jinete, sale raudo a conquistar el cuerpo y alma del ser humano con el transhumanismo, el ser humano mitad biológico y mitad máquina con el nanochip en la frente o en la mano derecha con el número de barras que tiene 6 al comienzo, 6 en la mitad y 6 al final, 666.


Fig. 5. Óxido de Grafeno y la Marca de la Bestia

Tu información personal completa estará guardada en nanochips internas, colocadas allí con la vacunación, como pasaporte de identificación y de rastreo por el 5G. Eso sí, se separan cada 6 pies para que los registre bien la señal del 5G. Les encanta el 6 en este proyecto. Es la técnica óptima para controlar al ser humano. Si no cumples con los dictados gubernamentales y si no tienes actualizado tu pasaporte de vacunación no podrás comprar, vender, depositar o sacar dinero de tu cuenta bancaria, hacer transacciones bursátiles, viajar usando transporte público, entrar a tiendas o supermercados a comprar víveres, entrar a restaurantes o a sitios de entretenimiento, conseguir empleo y serás rastreado constantemente para apresarte por no cumplir con las disposiciones gubernamentales. Lo más interesante es que usaron el miedo para incitar a la población sin coacción a solicitar voluntariamente la vacuna, es decir, a que pidieran que se les instalara en sus cuerpos la tecnología de control y de diezmado poblacional.

Pero hay algo más que es muy importante mencionar aquí: El Kabal (La Última Cábala Oscura Illuminati y Sionista) detrás de esta falsa pandemia tiene un objetivo fundamental y es la destrucción de sistemas de creencias, culturas, cohesión familiar, sentido comunitario, amor incondicional y compasión por el ser humano, espiritualidad, y obliterar la identidad de género. Estos valores intrínsecos y naturales del ser humano siempre prevalecerán contra la tiranía transhumanista y motivarán la disidencia al totalitarismo globalista pues dan esperanza y llaman a las Fuerzas de la Luz y a la Alianza Terrestre a remover del poder y del planeta a los satanistas que han generado este caos y dominación, y ganar nuevamente nuestra libertad. Una vez el Kabal ha establecido el estado de emergencia basado en pandemias no lo va a remover fácilmente como ingenuamente muchos creen para volver a la normalidad. Una vez dieron ese paso, continuarán impulsando el caos y las emergencias hasta cumplir sus objetivos últimos de la conquista total del ser humano.

Es increíble y espantoso para todos nosotros que un pequeño grupo de personas genocidas planea matar con armas biológicas y otros desastres planeados por sobre 7.000 millones de personas, casi la población entera de la Tierra, dejando vivas solamente a 500 millones. Toda la disensión rumbo a morir junto con casi todos los demás dejando desiertas a las ciudades y la propiedad abandonada, y el resto solamente gente que obedece y consiente con esta nefaria dictadura. Si contamos toda la gente que fue asesinada por los tiranos de los tiempos modernos como Adolfo Hitler, Benito Mussolini, Vladimir Lenin, Josef Stalin, Fidel Castro, Mao Tse Tung, Kim Jung Un, su padre y abuelo, Moammar Ghaddafi, Saddam Hussein, Pol Pot, Idi Amin, etc., este número sería solamente una fracción de la población del planeta. Esto prueba que estos locos que planean, organizan e implementan armas biológicas pandémicas para el diezmado de la población son más malvados que todos los dictadores tiranos y psicópatas arriba mencionados puestos juntos. Estamos siendo gobernados por realmente crueles y satánicos malvados. Se merecen juicio y pena capital, sin lugar a dudas. Sus torcidas políticas van en dirección opuesta al Plan Divino.

El cuerpo humano es una máquina biológica sumamente compleja creada por seres creadores superiores hace eones de tiempo. La ciencia médica materialista, de los cinco sentidos solamente, tiene aún mucho que aprender de ella pues es activada e impulsada por energías que no son percibidas por los cinco sentidos. Para empezar, las causas de las enfermedades no son los síntomas ni se curan con drogas químicas. Las drogas químicas son un negocio muy lucrativo y un paliativo, no curan realmente y tienen efectos adversos como las vacunas, es decir, dañan. Eso es lo que enseñan se debe usar para curar en las facultades de medicina de todo el planeta, quienes son financiadas por el Cartel Farmacéutico.

Ustedes no gastaron nada de su tiempo y esfuerzo en diseñar y crear esta máquina biológica, su cuerpo físico, escasamente saben cómo funciona y no saben cuidarla bien, además se la dieron gratis, estén agradecidos por ello. Cuiden este don preciado. Digo nuevamente y enfatizo: Cuiden uno de los dones más preciados dados gratis por el Creador, su cuerpo con su salud. No lo contaminen con La Marca de la Bestia, la vacuna, que es un arma biológica diseñada para controlar y diezmar a la humanidad. Que Dios los bendiga.

________________________________________

Escrito por Luis Prada, Editor y Publicista de Brother Veritus’ Website, Agosto 6, 2.021. Siéntanse libres de compartir este mensaje entre familiares y amigos, no lo alteren. Esto lo he escrito para salvar vidas y para el despertar de la humanidad que es parte de mi misión. Estudien a Brother Veritus’ Website en www.LuisPrada.com y en Facebook.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *