www.luisprada.com

Regreso a la Página Índice

¿De Dónde Vienen Los Extraterrestres?
Mike Quinsey
23 de Marzo del 2.004

Tomado de: http://www.treeofthegoldenlight.com/Main%20Frames.htm  . Traducción al Español por Guillermo Herrera. Publicado en este sitio web el 22 de Mayo del 2.004.

La mayoría de la gente está familiarizada con la idea de que los extraterrestres vienen a nosotros desde dentro de nuestro propio Sistema Solar. Se ha dicho que el espacio rebosa de formas de vida, y que cada planeta tiene vida sobre él, incluso si no es aparente a nivel físico. De hecho dentro de nuestro Sistema Solar se considera que las condiciones son tan hostiles en la mayoría de los planetas, que la vida, tal como la conocemos, tiene poca ocasión de existir. La exploración del espacio de nuestros planetas más cercanos sugiere por lo menos que la vida inteligente pudo haber existido sobre ellos.

De los miles de fotografías tomadas de nuestra Luna, se han encontrado muchas anomalías, y en algunos casos hay un argumento muy claro para apoyar la afirmación de que los cráteres se han trabajado desde dentro, y de hecho todavía ocurre. Hay evidencia de que una maquinaria masiva se coloca dentro de ellos, y parece que quitan material para propósitos que son desconocidos para nosotros. Se han encontrado muchas pistas que conducen de un cráter a otro, y se han observado estructuras que no se consideran ser el resultado de fenómenos naturales. Muchas de éstas son circulares y a menudo abovedadas.

La mayor evidencia parece existir en el lado lejano de la Luna, y quizás la razón de esta ubicación fue el mantener a nuestros entrometidos ojos fuera de ello. Hay excelentes fotografías que se han enfocado digitalmente y muestran claramente las máquinas masivas que trabajaban cerca de los cráteres. Quizás no es una coincidencia que no hayamos vuelto a la Luna desde que aterrizamos allí, y hay una cierta especulación de que nos advirtieron al respecto. Se dice que comenzamos a realizar experimentos que eran molestos, y consideraron que era una interferencia con su trabajo. No es una sorpresa que los extraterrestres reconozcan su presencia sobre la Luna y que afirmen tener muchas bases allí, algunas durante cientos de años.

En los primeros días de la exploración espacial, hace unos cincuenta años, la URSS llevó a cabo un experimento que implicaba el envío de un cohete a la Luna, con la intención que golpearla. Se preguntaron a menudo qué le sucedió al cohete, y los seres del espacio dijeron que se opusieron a este experimento, así que alteraron su trayectoria de modo que la sobrepasó sin daño, y se perdió en el espacio exterior.

El histórico Apolo XI aterrizó en la Luna el 21 de julio de 1.969 y un experimento que los astronautas estadounidenses hicieron implicó el dejar cargas de explosivos colocadas en lugares estratégicos para tomar lecturas de sonido del interior de la Luna. Los resultados fueron los más asombrosos; ¡la única conclusión que pudieron obtener demostró que estaba hueca! Uno no puede olvidarse del momento poco después de que los astronautas de EE.UU. aterrizaron y parecían haber sido saludados por una fiesta de bienvenida al encontrar a los extraterrestres y a sus naves espaciales, alineadas justo al otro lado del borde de un cráter próximo a ellos. Desde muchos satélites que han orbitado la Luna se han filmado naves espaciales saliendo de la Luna al espacio; luces inmóviles y relámpagos de luz también se han visto a menudo, a veces incluso desde la Tierra. En vista de esta evidencia, no hay duda alguna de que los extraterrestres utilizan la Luna para sus bases.

Grito Marciano: ¡YANKEE GO HOME!
"La Protesta Marciana", La Fotografía No Publicada de Marte

Parece que desde tiempo inmemorial hemos oído hablar de los "pequeños hombres verdes" de Marte. Pequeños puede ser, generalmente de unos tres pies de estatura (unos 75 centímetros) y típicos del tipo de características que han llegado a ser muy bien conocidas debido a nuestro contacto con los grises. La gran cabeza sin pelo, con sólo características leves a excepción de unos ojos negros anormalmente grandes, brazos finos y largos, piernas finas y cuerpos pequeños. Se ha dicho sin embargo que hay otra raza que es mucho más alta, y ambas viven en ciudades subterráneas. Los marcianos fueron muy importantes en sus visitas a la Tierra, durante las décadas de 1.940 y 1.950, y diversos contactos están bien documentados.

Las fotografías tomadas en 1.976 por el Viking I sin tripulación desde 1.162 millas sobre la región desértica del norte de Marte en la zona de Cydonia, han mostrado lo que ahora se conoce como la famosa "cara", una pirámide evidente y otras estructuras cercanas. La "cara" ha estado sujeta a muchas especulaciones, y no todos están de acuerdo en que es una cara en absoluto. Pero es el tamaño escarpado del largo afloramiento de piedra lo que pide considerar que ha sido tallado por seres inteligentes. Sus mil quinientos pies de altura y una longitud masiva de una milla. De acuerdo con la falta de evidencia física, todavía hay una aceptación sobre la posibilidad de la vida que existió la superficie de Marte, pero colocada hace muchos miles y miles de años.

Venus y Plutón son planetas de los cuales hemos tenido visitas, pero ambos se ven totalmente hostiles para la vida como la conocemos. Los venusianos, con sus naves exploradoras características, de la fama de George Adamski, fueron visitantes frecuentes en la Tierra alrededor de los años cincuenta, y se clasifican entre los más parecidos a los seres humanos que hemos visto. Altos, rubios con características clásicas perfectas, y frentes altas, los venusianos afirman vivir en ciudades cristalinas dentro de una vibración más alta, que es la razón por la cual no son visibles a nuestra vista.

Se dice que los plutonianos, por su naturaleza y su desarrollo, son los más cercanos a nosotros en su evolución. En efecto, un avistamiento informó de seres que eran no sólo de aspecto muy humano, sino que también parecían ser barbudos. Nos dicen que en su posición, a la salida del Sistema Solar, actúan como un tipo de factoría para otros visitantes planetarios.

En lo que respecta a Júpiter, Mercurio y Saturno, no parece que haya informe de contactos con seres de tipo físico. Pero ha habido contactos regulares a través de canales psíquicos, y estos seres existen dentro de dimensiones más altas en sus cuerpos de luz. Urano y Neptuno ofrecen poca evidencia de contacto, pero otra vez se dice que hay seres de luz en sus dimensiones más altas.

Ha habido bastantes contactos de seres que afirman vivir en lunas de diversos planetas. Una de ellas es la más grande de nuestro Sistema Solar, llamada Ganímedes, y orbita Júpiter una vez cada siete días. Sorprendentemente tiene 5.276 kilómetros de diámetro, que es una vez y media el tamaño de nuestra propia Luna. Lo mismo que con otros visitantes de nuestro Sistema Solar, se encuentra que son muy humanos en su aspecto.

Finalmente venimos a Tierra, que es la Tierra Interna, la existencia de la cual es creída por millones de budistas. Hay una visita bien documentada a ella por el Contra Almirante Byrd, que en 1.947 voló directamente sobre el Polo Norte y entró en la Tierra Interna. Con otros testigos visitó una civilización conocida como Agartha de la Tierra Hueca, viajó unas 1.700 millas sobre montañas, lagos y ríos, y vio vegetación verde y animales. Él llegó eventualmente a una ciudad, y fue saludado por una nave espacial que aseguró su aterrizaje seguro, donde fue saludado por emisarios de Agartha. Los seres fueron descritos como muy amistosos y de varias razas, incluyendo a gigantes de unos tres metros de estatura, y todos estaban muy avanzados. Dijeron que vinieron a la Tierra de otro sistema estelar hace millones de años.

El Contra Almirante Byrd registró meticulosamente los detalles de esta visita en su diario, pero fue forzado a mantenerlo en secreto. La prensa americana anunció el descubrimiento, pero fue suprimido inmediatamente por el gobierno secreto, y otros intentos posteriores de publicar las noticias fueron tratados por ellos de una manera muy pesada. No puede ser una coincidencia que EE.UU. no permita que los aviones vuelen sobre los polos, de tal modo que mantienen en secreto la apertura del Polo Norte a la Tierra Hueca. Su existencia sin embargo ha sido confirmada por dos amigos que también la encontraron al hacer un viaje en barco, y estos no fueron de hecho los únicos que lo hicieron. En efecto, también hay una fotografía, que se publicó en 1.960, que muestra un valle con colinas verdes exuberantes, que un piloto afirmó que tomó mientras volaba más allá del Polo Norte. Mucha gente que vuela sobre la zona ha visto la apertura, e incluso naves espaciales saliendo o entrando.

Hay una cantidad sorprendente de canalización disponible sobre la Tierra Interna, que se dice nos informa que entre su gente, hay un gran número que fue llevada adentro desde Lemuria y la Atlántida momentos antes que entraran en la decadencia final. Se espera que cuando nos acerquemos al momento de la Ascensión, la gente de Agartha vendrá a la superficie a renovar otra vez su conocimiento con el hombre. También se dice que hay otra ciudad subterránea, llamada Telos, a varias millas por debajo del Monte Shasta en California.

Cuando miramos más allá de nuestro Sistema Solar, parece no haber fin al número de lugares de los que han venido nuestros visitantes. Por razones quizás obvias, las visitas regulares son sobre todo de los extraterrestres que han tenido una mano en nuestra evolución, tales como los pleyadianos, los sirios, los de Orión, los andromedanos y los arturianos. Se observa que los seres son generalmente humanoides, pero también se han visto reptilianos e insectoides. También hay evidencia de que seres de apariencia robótica trabajan junto a los extraterrestres, y esto ha sido notable en el caso del grupo renegado de los grises. El examen médico parece seguir inevitablemente a los secuestros por ellos, y estos seres robóticos pequeños están casi siempre presentes.

Nuestros visitantes nos alcanzan a través de un viaje interdimensional, y sus naves tienen una multiplicidad de diseños. Los seres utilizan a veces una cierta forma de trajes espaciales, pero parecen presentarse en gran parte sin tales ayudas. El discurso hablado como tal es virtualmente poco común, ya que en su lugar utilizan la telepatía, y no tienen dificultad en hacernos llegar sus pensamientos o leernos los nuestros. Donde se hace tal contacto, ha sido a menudo para llevarnos mensajes sobre su preocupación por lo que hacemos a la Tierra y a nosotros mismos. En otras ocasiones dan grandes detalles sobre su propio planeta y su forma de vida. A veces el contacto se evita positivamente, y sólo parecen preocupados por cualquier proyecto que vinieron a realizar en la Tierra.